FORTUNA WEB

Youtube

G Plus

Facebook

Twitter

 

Economía

10/03/2011

La Unión Europea, preocupada por el impacto de las trabas a las importaciones

El embajador de la Unión Europea en Argentina, Alfonso Diez Torres, admitió que el bloque estudia los efectos por las "preocupantes" limitaciones a la importación de unos 600 productos, que decretó el Gobierno argentino.
TRABAS A LA IMPORTACIÓN. Miles de productos no pueden ingresar al mercado local.
TRABAS A LA IMPORTACIÓN. Miles de productos no pueden ingresar al mercado local.

Las trabas a las importaciones que comenzaron a regir y que limitan en principio el ingreso de casi 600 bienes y productos (entre los que aparecen autos de alta gama, electrodomésticos, celulares, bicicletas, vajillas, motores, grupos electrógenos y textiles) comenzaron a poner en evidencia las posibles repercusiones de las medidas: aumentos de precios, dificultad para sustituir las mercaderías por productos nacionales, y demoras en la entrega de repuestos y accesorios.

El embajador de la Unión Europea en Argentina, Alfonso Diez Torres, admitió que su delegación está recopilando información de las empresas europeas que estarían siendo afectadas por la retirada de las licencias automáticas a una serie de bienes para evaluar “cómo reaccionar”. La medida también ha despertado inquietud entre los países limítrofes.

Diez Torres dijo entender que Argentina recurra a estas medidas para equilibrar su balanza comercial, pero “debería acreditar de forma más clara si esto provoca efectos distorsivos en su economía”. Además, insistió, también en foros de la OMC se analiza si la iniciativa es compatible con las normas de esa organización.

A su juicio, en caso de que fuera necesaria su aplicación, estas medidas deben tener “carácter temporal”, no superar más de los 60 días de aplicación, y ser “equitativas y neutrales”.

“El tema es si este tipo de medidas es adecuado para crear un clima propicio para países que se han comprometido con una liberalización progresiva”, añadió el jefe de la Delegación de la UE al diario La Nación, quien, no obstante, afirmó: “No debemos ofuscarnos con situaciones que, aunque preocupantes, no deberían impedir las negociaciones para lograr un acuerdo de libre cambio“.

El diplomático admitió que será “muy difícil” lograr el acuerdo político y de asociación en 2011, tal como estaba previsto.

10/3/2011

Archivado en: , , , ,

 

 

Expertos