FORTUNA WEB

Youtube

G Plus

Facebook

Twitter

 

Mercados

11/03/2011

El 54% de los jóvenes empresarios se financia por si mismo

Casi la mitad de los que fueron a buscar un crédito a un banco comercial no lograron obtenerlo por no cumplir con los requisitos.

El 54,5% de los jóvenes empresarios se financió con recursos propios en 2010; el 26% solicitó un préstamo formal, y el restante 19,3% no necesitó financiamiento, según una encuesta de la Federación Argentina de Jóvenes Empresarios (Fedaje).

Del escaso 26% que accedió a financiamiento privado, el 11% lo hizo a través de bancos y el 15% en otras entidades financieras, como cooperativas de crédito y microfinancieras, entre otras.

De los jóvenes que se financiaron mediante bancos comerciales, el 29% lo hizo en entidades públicas y el 71% restante en privadas.

Según estos datos, el 46%de los jóvenes emprendedores no accedió a un crédito bancario por excesivos requisitos; el 36% por las elevadas tasas de interés cobradas, y el 18% por lo dificultoso de los trámites.

El 44,8% no logró fondearse en bancos comerciales y por eso terminó financiando a sus empresas con recursos propios, porcentaje elevado aunque menor al obtenido respecto de encuestas anteriores.

FUENTES DE FINANCIAMIENTO
Por su parte, el 28% de los encuestados se financió con clientes y con proveedores, y 22,4% mediante amigos o familiares, dejando “en evidencia el elevado grado de informalidad de los recursos”, alertó Fedaje.

En su mayoría (66%), el crédito fue tomado por el propio empresario (en forma de créditos hipotecarios, prendarios y/o personales), “debido a la elevada complejidad de los requerimientos para que fuera otorgado a la empresa (34% restante)”, según la entidad empresaria.

En cuanto a la moneda pactada señaló que fue, en todos los casos, el peso argentino. En términos de costo del financiamiento bancario, el CFT (Costo Financiero Total) se situó en la mayoría de los casos entre 11 y 20 puntos porcentuales por año (49%), y entre 21 y 30 por ciento (31%).

Con agencias

11/3/2010

Archivado en: