FORTUNA WEB

Youtube

G Plus

Facebook

Twitter

 

Negocios

18/03/2011

Rafael Vieyra, el empresario que vivió la tragedia en Japón

Es el CEO de Sony Argentina, se encontraba en las calles de Tokio cuando la tierra comenzó a temblar. Cómo el desastre afectó a su compañía. El impacto sobre los negocios locales de las empresas japonesas.
RICARDO VIEYRA. Presidente de Sony Argentina. (Foto: CEDOC)

Por Matías Fuentes * y Victoria Álvarez Benuzzi **

Hasta ese momento, era un viaje como cualquiera de los más de 30 que Rafael Vieyra ya había realizado a Tokio. Su agenda de varios días estaba cargada de reuniones de trabajo, presentaciones y charlas de negocios, al igual que la de todo ejecutivo que visita los headquarters de su compañía a nivel internacional.

Sin embargo, cuando el presidente de Sony en la Argentina se disponía a llegar al aeropuerto internacional de Narita para tomar el vuelo que lo traería de regreso a Buenos Aires, Japón tembló. Eran las 14:50 cuando las calles de la capital nipona comenzaron a poblarse con los evacuados de los edificios y la información sobre la violencia del temblor que tuvo su epicentro en el norte del país se esparcía rápidamente por la isla.

“Todo se movía como un samba, nunca vi algo como esto”, explica Vieyra a quien le pregunte sobre su experiencia. El chárter que lo llevaba hacia la terminal aérea recibió órdenes de no continuar con el viaje, pero su primera reacción fue continuar por su cuenta. Subió a un taxi que intentó sin éxito avanzar por la ciudad, hasta que el directivo recibió las noticias sobre el cierre del aeropuerto por el peligro de tsunami.

“Fue todo muy sorpresivo”, recuerda Vieyra, a quien no le quedó otra que regresar al hotel en el que debió pasar una noche que, según sus propias palabras, estuvo marcada por las replicas del temblor.

Si bien todavía no se conocen los alcances específicos de la tragedia (de hecho, al cierre de esta edición no se habían logrado controlar los reactores nucleares de la planta de Fukushima y se temía un desastre radiactivo) ni los daños causados por el terremoto de 9 grados en la escala sismológica de Richter, algunos analistas arriesgaron que las pérdidas generadas por la catástrofe ya sobrepasaron los u$s 160.000 millones.

Y cálculos preliminares hablan de una reconstrucción que podría demandar más de u$s 180.000 millones. Sin embargo, hasta que Japón no pueda volver a algún grado de normalidad, no se podrá cuantificar con certeza el verdadero impacto de la tragedia.

Recuperación

Vieyra le explica a Fortuna que Sony “se encuentra trabajando fuertemente para recuperarse, pero hoy no es posible determinar el costo estimado de los daños como así tampoco precisar cuándo reanudarán sus operaciones las fábricas involucradas”. La compañía, cuya cotización en Tokio cayó un 20,21%, tiene siete plantas afectadas por el desastre y en un comunicado ofi cial declaró que también respondió a los requerimientos de recorte energético con la suspensión de sus operaciones en otros puntos del país.

Al igual que Sony, la mayoría de las compañías todavía se encuentra analizando los daños en sus establecimientos fabriles. Panasonic, por ejemplo, afirmó en un comunicado de prensa que, a pesar de los daños, “no sufrimos incendios ni derrumbes”. Y Sanyo aseguró que intentó reactivar las operaciones en su planta de la prefectura de Gunma en lunes 14 pasado, pero debió suspender sus planes por los requerimientos energéticos.

Es por ello también que es difícil cuantifi car el impacto de la situación en Japón sobre los negocios de sus fi liales e importadores de la Argentina. De todos modos, los especialistas señalan que, como mínimo, el terremoto será un componente importante más a

Lea el artículo completo en la última edición de Revista Fortuna

* De la redacción de Revista Fortuna
** Especial para Revista Fortuna

18/3/2011

Archivado en: ,