FORTUNA WEB

Youtube

G Plus

Facebook

Twitter

 

Economía

22/03/2011

El superávit fiscal creció 19,5% en febrero

El resultado -de $ 1.442,7 millones en ese mes- se debe a una moderación del aumento del gasto primario y una ayuda de los fondos previsionales.
BOUDOU. Ministro de Economía.
AMADO BOUDOU. Ministro de Economía.

Los recursos primarios registraron un saldo positivo de $ 1.442,7 millones en febrero, con un crecimiento de 19,5%, de acuerdo a datos del Ministerio de Economía.

El jefe de la cartera, Amado Boudou, anunció además que se registró un superávit financiero (incluido los pagos de deuda) de $ 876,8 millones. Asimismo, destacó que la relación de la deuda sobre PBI es del 45%. “Este monto hace sencillo el refinanciamiento del capital” y “deja en una posición inédita las cuentas públicas de la deuda argentina, ya que permitirá adjudicar un 2% del PBI o menos a su pago hasta 2020″, afirmó.

El titular del Palacio de Hacienda detalló que del total de la deuda, el 46,8% corresponde al sector público, el 38,5% al sector privado, el 10,8% a organismos multilaterales de crédito y 3,8% al Club de París, actualmente en proceso negociación.

Así, “el total de la deuda privada es del 17,6%”, indicó Boudou, al tiempo que anticipó que la proyección de la balanza comercial de este año es de U$S 11.000 millones.

El ministro señaló que en 2009 la balanza comercial “fue abultada producto de la recesión mundial” y explicó que se vislumbra para este año un resultado más “equilibrado”.

Detalle

De esta manera, el acumulado en el primer bimestre de $ 3.547,7 millones de superávit fiscal y $ 964,7 millones financiero. Los ingresos totales fueron de $ 36.496 millones, mientras que el gasto primario totalizó $ 35.053,3 millones y creció 24,3% interanual.

El crecimiento en los recursos se apoya en los ingresos tributarios (IVA, Ganancias y Derechos de Exportación), y en las contribuciones a la seguridad social. En cuanto a los gastos, sobresalen las prestaciones a la seguridad social y las transferencias corrientes al sector privado (Asignación por Hijo, coberturas asistenciales de PAMI y, en menor medida, compensaciones a usuarios de transporte y del suministro de energía eléctrica); y las remuneraciones, por los aumentos salariales en el ámbito del sector público.

También el gasto de capital, por la inversión real directa, y las transferencias de capital, destinadas a las provincias para el desarrollo de obras de infraestructura.

22/3/2011

Archivado en: ,

 

 

Expertos