FORTUNA WEB

Youtube

G Plus

Facebook

Twitter

 

Negocios

02/04/2011

El importador de Porsche debe exportar más vinos para ingresar autos al país

Para ingresar los vehículos trabados en la Aduana, Hugo Pulenta se comprometió a vender al exterior por más de US$ 8 millones en vinos a través de su bodega Pulenta Estate. El año pasado sólo exportó por US$ 1,49 millón.
A LA VIÑA. Un Porsche Carrera equivale a 2.745 cajas de vino.

Por Carlos Sueldo *

Hugo Pulenta, importador de la marca Porsche y bodeguero, debería multiplicar al menos por cinco sus exportaciones de vinos de alta gama para poder cumplir con el compromiso que asumió ante la ministra de Industria, Débora Giorgi, por el que le permiten ingresar vehículos frenados en la Aduana luego de que esa cartera, junto a la que conduce Amado Boudou y la del secretario de Comercio, Guillermo Moreno, trabara su ingreso para evitar el deterioro del superávit comercial.

Dedicado, junto a su hermano Eduardo, a la producción de vinos selectos para más de veinte mercados en el mundo, Pulenta es titular de la firma Nordenwagen, importadora de la marca Porsche en Argentina, que el año pasado patentó 96 unidades de la marca alemana.

El modelo más vendido, el Porsche 911 Carrera, tiene un valor de mercado que oscila entre U$S 162.000 y U$S 224.000, dependiendo de las versiones y la enorme cantidad de opcionales (llega a más de US$ 300 mil en las versiones más exclusivas). El segundo modelo más patentado por la marca (23 en todo 2010) es el Cayenne, cuyo precio promedio es de US$ 168 mil.

En el sector de los vehículos de lujo estiman que Pulenta importó el año pasado 96 Porsche por unos US$ 17 millones. Claro que para calcular el monto de divisas necesarias para “pagar” los modelos al fabricante en Stuttgart, se deben descontar impuestos, fletes, seguros y, por supuesto, el margen de rentabilidad del importador.

De allí que según los números que mostró Pulenta en la reunión del martes por la noche en Industria, el valor CIF de los casi cien vehículos ingresados en 2010 es sensiblemente inferior: apenas US$ 8 millones.

Calculando un volumen de importaciones similar para 2011, Pulenta se comprometió a generar exportaciones por US$ 8,32 millones de dólares, de “productos que no pertenecen al rubro automotriz, vinculadas a otras actividades que el grupo desarrolla en Argentina”, según detalla el comunicado de Industria.

Según las estadísticas elaboradas por Caucasia para Wines of Argentina, el valor FOB promedio por cada litro de vino fraccionado en botellas fue de US$ 3,35.

Pero Pulenta Estate exportó en 2010 26 mil cajas de 12 botellas por US$ 1,49 millón, según estimó Area del Vino. Esto arroja un precio promedio de US$ 59 la caja, ya que sus productos se encuentran en la franja ultra premium del mercado. A modo de comparación, el precio promedio de exportación argentino de vinos fraccionados se ubicó en 28 dólares la caja en 2010.

Así las cosas, Pulenta deberá exportar el año que viene unas 140 mil cajas, de mantenerse los precios, para alcanzar los US$ 8,32 millones comprometidos.

La cifra no parece descabellada si se tiene en cuenta que el sector exportó en total 193,7 millones de litros de vino en botellas en 2010, y se habla de una tendencia de crecimiento de al menos dos dígitos para este año, con un aumento a su vez del precio promedio general.

En Mendoza ya hacen apuestas y aseguran que Pulenta apostará al volumen sin abandonar la calidad, para cumplir con su pacto con el Gobierno y así poder ingresar los autos.

* Especial para Diario Perfil

2/4/2011

Archivado en: ,

 

 

Expertos