FORTUNA WEB

Youtube

G Plus

Facebook

Twitter

 

Mercados

08/04/2011

Europa exige un fuerte ajuste a Portugal para enviar un rescate

Sería en torno a € 80.000 millones para ayudar pagar vencimientos de deuda externa hasta 2013. La UE solicitó privatizar empresas, facilitar despidos y reducir drásticamente el gasto público.

El Estado portugués recibirá préstamos por valor de unos €80.000 millones (ó U$S 155.180 millones) durante tres años a cambio de que el Gobierno privatice empresas públicas, facilite el despido y reduzca de manera drástica el gasto público.

Las autoridades europeas esperan cerrar el paquete de salvataje en su reunión del 16 de mayo, antes de las elecciones portuguesas del 5 de junio y sobre todo antes de que Portugal tenga que devolver a sus acreedores casi €5.000 millones (ó U$S 7.210 millones).

Vale recordar que el primer ministro de Portugal, José Sócrates, dimitió a fines del mes pasado después de que el Parlamento rechazara un nuevo plan de austeridad orientado a ayudar al país a cumplir sus objetivos de reducción del déficit para el 2011.

A pesar de esto, Portugal tendrá que aceptar de todas maneras un programa más duro que el que rechazó su Parlamento en marzo. “La ayuda europea se dará bajo estrictas condicional negociada con los principales partidos políticos” del país, explicó el presidente del Eurogrupo, Jean-Claude Juncker.

Se prevé que Lisboa necesite entre €80.000 y €85.000 millonesen asistencia, aproximadamente la misma cantidad que Irlanda y menos que los €11.000 millones ofrecidos a Grecia hace casi un año.

Antecedentes

Irlanda: En noviembre de 2010, la UE le aprobó un salvataje financiero de U$S 115.000 millones para cubrir vencimientos de deuda y déficit presupuestario. El Gobierno debió disminuir considerablemente su gasto público.

Grecia: En julio de 2010 las protestas estallaron con siete paros generales en cinco meses. El gobierno griego recibió un paquete de ayuda de la Unión Europea y el FMI por U$S 146.000 millones, a cambio de lanzar una ola de privatización de empresas, recortar 18% las nuevas pensiones y subir la edad de retiro de 60 a 65 años. Su calificación de deuda fue rebajada por las calificadoras a “especulativa”.

España: En mayo de 2010 el Congreso del país ibérico aprobó un fuerte plan de austeridad fiscal que recortó U$S 19.048,5 millones del gasto público (donde se incluyen reducción de salarios y congelamiento de haberes). Se eliminó la prestación por nacimiento (”cheque-bebé”) y el régimen transitorio para la jubilación parcial que se aprobó en 2007 que preveía su entrada en vigencia a partir de 2013. No requirió salvataje a la UE.

Con Agencias

8/4/2011

Archivado en: , ,