FORTUNA WEB

Youtube

G Plus

Facebook

Twitter

 

Negocios

11/04/2011

Advierten que la alta inflación hará perder mercados para el vino

Entrevista con Michael Halstrick, CEO de Norton. El ejecutivo afirma que "los costos internos y la inflación del 30% son un problema". Su experiencia al frente de una bodega que exporta.
HASTRICK. El CEO de Norton, de origen austríaco, trabaja con la bodega desde 1991.

Mientras muchos celebran que la Argentina haya superado a Chile en sus envíos de vinos a los EE.UU. y destacan el fuerte crecimiento de las exportaciones que el sector vitivinícola viene registrando en los últimos años, algunos advierten que el proceso podría revertirse. Según el presidente y CEO de Bodegas Norton, Michael Halstrick –quien invitó a la prensa a este lanzamiento–, por la alta inflación en dólares, el país empezará a perder mercados.

“Los costos internos y la inflación del 30% son un problema”, explicó Halstrick en una cena con periodistas que precedió al lanzamiento del Gernot Langers, un vino de edición limitada, de 80% malbec, 10% cabernet sauvignon y 10% cabernet franc.

“Nos vamos a quedar fuera del mercado. En la Argentina podemos subir los precios, pero afuera no porque competimos con el resto de los países”, agregó. “Todas las bodegas han hecho muchas inversiones y es bastante triste”, se lamentó.

Pionero de la nueva oleada de bodegueros europeos en el país, el padrastro de Halstrick, Gernot Langes Swarovski, dueño de la famosa firma de cristales austríaca homónima, compró la Bodega Norton en 1989 y, a partir de 1991, dejó la firma en manos de su heredero. Swarovski sigue visitando la compañía e intervino en la confección de la edición limitada que lleva su nombre.

—¿Hay que devaluar?
—El tipo de cambio importa, pero si la inflación sigue en 30%, no se resuelve el problema. Hay que frenar la inflación. La Argentina tiene un límite de precios. No somos un país barato. Los precios se construyen con tiempo, como el prestigio, pero no podemos hacerlo aludiendo a la inflación. El comercio internacional maneja sus márgenes y si la Argentina sube sus precios, empezarán a mirar a los vecinos, como Chile, Sudáfrica y España, que es muy competitiva por su alto desempleo.

—¿Qué planean hacer?
—En 2001, muchas bodegas se volcaron a la exportación. En cambio, Norton invirtió en logística y distribución para desarrollar el mercado local porque sabíamos que eso podía cambiar. Hoy es más rentable vender en el mercado interno. Básicamente, estamos como en el “uno a uno”. Ahora, habría que incorporar tecnología porque el dólar está barato.

—¿Piensan retirarse de algún mercado?
—A pesar de que perdemos rentabilidad, intentamos conservar los mercados por razones estratégicas. Norton exporta 40% de su producción a EE.UU., Holanda, Canadá, Brasil y Japón.

De la redacción de Diario Perfil

11/4/2011

Archivado en: , ,

 

 

Expertos