FORTUNA WEB

Youtube

G Plus

Facebook

Twitter

 

Economía

23/04/2011

Cristina no llegará a estrenar un nuevo IPC

Los expertos coinciden en que el índice que pide el FMI no podría lanzarse antes de 2016, si se comenzara ahora. Pero en el Gobierno admiten que aún no hay fecha para iniciar la tarea.
inflacion

Por Sebastián Iñurrieta *

Incluso con una eventual reelección, Cristina Kirchner no estrenaría el futuro IPC nacional durante su gestión. Según especialistas y técnicos que colaboraron en la elaboración de índices similares, entre ellos la ex directora de Precios del Indec, Graciela Bevacqua, la puesta a punto del nuevo sistema para medir la inflación no demoraría menos de cinco años.

“Lo que hacen con esta promesa es patear para adelante el problema, ganan tiempo”, opinó Bevacqua. Según su experiencia, los pasos lógicos y obligados para conformar un IPC nacional recién se terminarían de dar en 2016. En primer lugar, el Indec realizará una encuesta nacional de gastos, que sólo en el campo demanda un año, y sirve para elaborar una radiografía de los ingresos y gastos de los hogares.

Cada encuestador debe permanecer siete días con cada una de las, al menos, 38 mil familias que conforman el universo del trabajo. De allí saldrá cada canasta provincial con la ponderación de cada producto. Un año entero llevaría su preparación y otro tiempo similar el procesamiento de sus datos.

Desde el Indec reconocieron a este diario que por el momento “no hay plazos ni fechas” para comenzar a trabajar en el nuevo IPC y que están abocados a la encuesta de gastos.

Según los especialistas consultados, tras ese trabajo, el Gobierno podría tomar dos caminos: que cada provincia elabore su propio IPC y que aporten sus resultados a un único índice nacional o que haya una única canasta nacional con datos relevados en las principales localidades del país.

Ambas opciones implican no sólo asesorar y entrenar a los trabajadores de los organismos de medición en la nueva metodología sino, probablemente, tendrán que contratar más personal. Todo lleva su tiempo. Por ejemplo, Bevacua fijó en dos años para aceitar el mecanismo de recolección y procesamiento de los precios de las góndolas. Otros especialistas lo redujeron a la mitad “sino surgen complicaciones”.

Mientras en el Indec prefirieron no opinar sobre los tiempos de su implementación, todo parece indicar que será un trámite lento. El ministro de Economía, Amado Boudou, adelantó la semana pasada desde Washington que para el nuevo IPC se tomarán en cuenta los informes del Fondo Monetario Internacional y el de las universidades, que durante meses evitó recibir. Ninguno se hizo público todavía. Boudou prometió que “después de Semana Santa” se realizará un seminario entre los técnicos del Indec y los representantes de las casas de altos estudios para discutir sus conclusiones. Ninguna invitación llegó aún a los rectores.

*De la redacción de Diario Perfil

23/4/2011

Archivado en: , ,

 

 

Expertos