FORTUNA WEB

Youtube

G Plus

Facebook

Twitter

 

Opinión

10/05/2011

Los jubilados anticíclicos de un director militante

El representate estatal en Aluar opina del "fondo anticíclico que pedía la ortodoxia".
virgina_porcella_80x80

Opinión. Por Virginia Porcella *

Lejos del rating que promete una aparición pública de Axel Kicillof -el director que la ANSES intenta imponer en Siderar-, la participación en un seminario de su compañero de militancia y representante K en el directorio de la menos conflictiva Aluar, Iván Heyn, pasó algo desapercibida.

Una pena, ya que el economista de La Cámpora dejó definiciones curiosas durante el encuentro organizado por la Asociación para el Desarrollo de la Argentina que compartió con otros funcionarios.

La definición más llamativa de Heyn fue la que asume fondos de la ANSES que integran hoy el Fondo de Garantía y Sustentabilidad (FSG) son el “verdadero fondo anticíclico” de la Argentina. Heyn dijo, incluso, que el “FSG es el fondo anticíclico que pedía la ortodoxia”. Rara mezcla.

Por no hablar de Brasil y su descomunal evolución económica de la última década, Chile sirve como ejemplo cercano de cómo funciona y, sobre todo, cómo se nutre un fondo de esta naturaleza.

El concepto es sencillo: se trata de acumular excedentes en tiempos de bonanza, en los que entra más dinero del que es necesario gastar, para tener disponible cuando las condiciones se endurecen. Un colchón financiero que ayude a amortiguar los impactos de las crisis.

Entre 2008 y 2009, el país vecino sintió con fuerza los coletazos de la debacle internacional, a los que hizo frente con parte de los u$s 20.000 millones que había acumulado en los años anteriores gracias al excepcional precio del cobre. Fue con esos recursos que aplicó políticas expansivas de reactivación y financió el mayor déficit fiscal.

Desde hace años, la Argentina se beneficia de precios nunca vistos de los commodities agropecuarios, particularmente la soja. Cultivos que dejan al país excedentes inimaginables diez años atrás. Sin embargo, son los ahorros de los futuros jubilados lo que garantizan que el golpe de la próxima crisis será menos grave. Los propios K dixit.

* Editor de la Revista Fortuna
Twitter @vporce

10/5/2011

Archivado en: , ,

 

 

Expertos