FORTUNA WEB

Youtube

G Plus

Facebook

Twitter

 

Economía

14/05/2011

Brasil invitó a negociar y la Argentina irá sólo si quitan las trabas aduaneras

Golpe al corazón del modelo productivo. La ministra de Industria respondió a su par brasileño que acepta el diálogo. Pide condiciones. El gobierno de Dilma no levantó las barreras. Le responderá en 48 horas.
DIÁLOGO BILATERAL.
DIÁLOGO BILATERAL.
DIÁLOGO BILATERAL. Dilma Rousseff y Cristina Fernández.

Por Carmen López Imizcoz y Sebastián Iñurrieta*

El gobierno brasileño invitó a la Argentina a negociar, pero le dejó una espada de Damocles sobre su cabeza. Sin retirar las trabas a las importaciones de vehículos y autopartes que aplicó el martes último, el gobierno de Dilma Rousseff convocó ayer a la ministra Débora Giorgi a iniciar “un diálogo constructivo” en Brasilia.

Giorgi habló anoche 15 minutos por teléfono con su par, Fernando Pimentel y le exigió condiciones: no reuinirse en Brasilia, sino en Foz de Iguazú. Y que se levanten las restricciones aduaneras para iniciar el diálogo. Brasil prometió su respuesta “en 48 horas”, afirmaron fuentes oficiales.

“Reitero el interés y la disposición de Brasil por tratar todos los temas de interés de ambas partes”, expresó Pimentel en una carta que envió ayer a Buenos Aires. En la epístola, el funcionario brasileño dejó claro que “todos los temas” mencionados en la carta que envió la ministra Débora Giorgi el jueves por la noche a Brasilia (ver recuadro) “vienen siendo y continuarán siendo objeto de discusión bilateral” y explicitó que “es necesario” que las partes inicien “un diálogo constructivo” para abordar los reclamos brasileños respecto de la demora en el otorgamiento de las licencias y las autorizaciones sanitarias.

“Informo que estoy a disposición de Vuestra Excelencia para que, en caso de que lo desee, realicemos un encuentro en Brasilia con el objetivo de tratar los temas referidos en nuestras cartas recientes”, concluyó Pimentel.

El jueves, trascendió en el diario brasileño Valor que el ministro Pimentel había dispuesto licencias no automáticas contra las importaciones de vehículos y autopartes de cualquier origen, lo que podría perjudicar a 39% de las exportaciones argentinas a Brasil. De extenderse en el tiempo, las trabas perjudicarían significativamente a la Argentina, ya que 80% de los vehículos y 65% de las autopartes que exporta se dirigen hacia el Gigante del Mercosur.

En dinero, se trata de cerca de US$ 7 mil millones que estarían en juego, según estimaciones de abeceb.com.

En términos prácticos, la existencia de licencias no automáticas implica que los vehículos o autopartes nacionales podrían quedar varados en los puertos brasileños hasta sesenta días, lo que se traduciría en un costo financiero adicional para las terminales automotrices y los autopartistas locales y, en consecuencia, los tornaría menos competitivos.

DÉBORA GIORGI. Junto a su par brasileño, Fernando Pimentel.

Desde una importante automotriz afectada relataron a PERFIL que el martes descubrieron la nueva medida brasileña en plena frontera, cuando no pudieron nacionalizar 86 vehículos, a los que luego se sumaron otros 150 que estaban en viaje. Ayer, los vehículos seguían aguardando el devenir diplomático en un depósito fiscal. “Fue sin previo aviso. Ahora detuvimos los envíos hasta ver qué sucede en las negociaciones”, comentaron desde la empresa.

Garotos

Tal como publicó este medio el sábado último, hace meses que los empresarios paulistas representados por la Fiesp se vienen quejando de la incertidumbre que les genera el otorgamiento de licencias a sus envíos hacia la Argentina.

Si bien recientemente el sector de las golosinas fue el más afectado por la demora en el otorgamiento de las autorizaciones sanitarias, Paulo Skaf, presidente de la Fiesp, aseguró a este diario la semana pasada que todos los exportadores brasileños se ven afectados por “no saber qué puede pasar” con sus envíos.

Repudio

Paradójicamente, los empresarios locales, que en su mayoría celebran las licencias no automáticas que aplica la Argentina a Brasil, salieron ayer a mostrar preocupación por la represalia de Brasilia y advirtieron que, en una escalada, ambas partes perderían.

  • El presidente de la Fundación Pro Tejer, Pedro Bergaglio, afirmó que “se cuadruplicaron las ventas brasileñas a la Argentina desde 2003, superando, en 2010, los US$ 16 mil millones” y que “las ventas industriales argentinas a Brasil sólo explican el 5,5% de las compras brasileñas totales”. Como Apyme, expresó su aporyo a Giorgi.
  • El presidente de la Cámara de Exportadores (CERA), Enrique Mantilla, sostuvo que en vez de ir en el camino de los “incumplimientos recíprocos es necesario trabajar de acuerdo con las normas del Mercosur”.

Antecedentes

MENOS VENTAS. De acuerdo a la Asociación de Fabricantes de Vehículos de Brasil, en abril se vendieron 4% menos de unidades frente al mismo mes del año pasado. Más información »

Contexto: Licencias no automáticas que aplicó Argentina

BALANZA COMERCIAL. El comercio con Brasil, principal socio comercial de Argentina, arrojó un déficit de u$s 4.088 millones en 2010. El déficit se profundizó 6% respecto a 2008. Más información »

* De la redacción de Diario Perfil
Con Redacción FortunaWeb

14/5/2011

Archivado en: , , ,

 

 

Expertos