FORTUNA WEB

Youtube

G Plus

Facebook

Twitter

 

Mercados

16/05/2011

Rescatarán a Portugal con € 78.000 millones

Será un desembolso a tres años, a cambio de un fuerte ajuste fiscal. El FMI financiará un tercio. Video
El presidente del Eurogrupo, Jean-Claude Juncker (izq); el del BCE, Jean Claude Trichet (c), y el comisario Olli Rehn.
El presidente del Eurogrupo, Jean-Claude Juncker (izq); el del BCE, Jean Claude Trichet (c), y el comisario Olli Rehn.


ESTADO DE SITUACIÓN. ¿España necesitará otro rescate financiero?

La UE aprobó este lunes el plan de ayuda para Portugal y barajaba dar más tiempo a Grecia para reembolsar su deuda soberana en una reunión en Bruselas en la que se trató de relativizar la ausencia del director del FMI, Dominique Strauss-Kahn, clave en los rescates de la Eurozona.

Los ministros europeos de Finanzas aprobaron un paquete de € 78.000 millones para Portugal, el tercer país de la zona euro en beneficiarse de un rescate internacional en un año, después de Grecia e Irlanda.

Los europeos financiarán dos tercios y el Fondo Monetario Internacional (FMI) el resto de la ayuda, que se distribuirá en tres años y estará supeditada a un severo plan de austeridad, siguiendo el mismo esquema aplicado para Grecia con un plan de € 110.000 millones e Irlanda (€85.000 millones).

Portugal deberá reforzar principalmente el capital de sus bancos, llevar a cabo privatizaciones y reformar el sistema de sanidad y la administración pública con el fin de reducir su actual déficit de 5,9% del Producto Bruto Interno (PBI) al 3% autorizado por Bruselas en 2013.

El presidente del Eurogrupo, Jean-Claude Juncker (izq); el del BCE, Jean Claude Trichet (c), y el comisario Olli Rehn.

Al tiempo que daban luz verde al plan de rescate, los ministros europeos de Finanzas sopesaban una ayuda adicional a Grecia, que sigue sin salir del atolladero financiero y su colosal deuda se prevé que este año alcance el 157% del PIB.

“Somos favorables a extender el periodo de pago, a dar más tiempo” a los griegos para reembolsar su deuda, declaró la ministra austriaca de Finanzas, Maria Fekter, secundando una postura planteada por primera vez el domingo por Alemania.

La Comisión Europea también se mostró el lunes abierta “a modificaciones” del programa de préstamos, pero precisó que en ningún caso se contempla una reestructuración de la deuda, es decir, la asunción de que al menos una parte no será reembolsada, porque tendría “consecuencias devastadoras”.

“La reestructuración no está sobre la mesa, no es una opción”, destacó por su parte la ministra española de Economía, Elena Salgado, abogando por “esperar el resultado de la misión” conjunta que el FMI y la UE llevan a cabo en estos momentos en Atenas para poner en claro las cuentas del Estado.

El titular holandés, Jan Kees de Jager, contradijo en cambio a todos sus colegas: “Discutimos todo tipo de asuntos, incluidos una reestructuración, pero en público somos muy reticentes a hablar de ello”, admitió.

En ese contexto, los ministros europeos se esforzaron por relativizar la ausencia de un interlocutor clave para un nuevo plan para Grecia, Dominique Strauss-Kahn, encarcelado en Estados Unidos por agresión sexual a una camarera de un hotel.

El escándalo “es inconveniente”, pero “no ralentizará” los programas de rescate, afirmó el titular holandés.

Tras anular una reunión el domingo en Berlín con la canciller alemana, Angela Merkel, para discutir sobre la situación de Grecia, Strauss-Kahn fue reemplazado en Bruselas por la directora general adjunta encargada de Europa del organismo, Nemat Shafik.
Merkel no dudó el lunes en reivindicar un liderazgo europeo del FMI, aún sin el francés.

Con Agencias

16/5/2011

Archivado en: , ,

 

 

Expertos