FORTUNA WEB

Youtube

G Plus

Facebook

Twitter

 

Mercados

20/05/2011

Los europeos no quieren perder su sillón en el FMI

La ministra de Economía de Francia, Christine Lagarde, figura como la máxima favorita. Diplomáticos de Asia, Medio Oriente y África postulan que el sucesor sea de un emergente.

Los líderes europeos se lanzaron el viernes a la carrera para nominar al sucesor del renunciado jefe del FMI, Dominique Strauss-Kahn, antes de una cumbre del G-8 en Francia la próxima semana, con la ministra de Economía gala, Christine Lagarde, a la cabeza.

Strauss-Kahn dejará la cárcel bajo fianza el viernes, aunque quedará con arresto domiciliario permanente tras ser acusado de intento de violación a una mucama de un hotel en Nueva York el sábado pasado. El niega los cargos y se ha comprometido a probar su inocencia.

La canciller alemana, Angela Merkel, respaldó indirectamente a Lagarde el viernes al afirmar en una rueda de prensa: “entre los nombres mencionados para la sucesión en el FMI está la ministra francesa Christine Lagarde, de quien tengo una excelente opinión”.

Pero según diplomáticos, algunos países de la Unión Europea se cuestionaban si la connotada abogada corporativa, que sería la primera mujer en encabezar el Fondo Monetario Internacional, podía ser designada antes de que una corte especial para ministros decida el próximo mes si es investigada en un caso judicial pendiente en Francia.

Desde que Strauss-Kahn dimitió el miércoles, los gobiernos de la UE han acelerado sus esfuerzos por hallar a un reemplazante europeo antes de que las naciones emergentes, que han pedido por largo tiempo tener más voz en el organismo multilateral, puedan presentar una candidatura conjunta.

Diplomáticos de Asia, Oriente Medio y Africa en Washington dijeron que las naciones emergentes estaban buscando un candidato de consenso, con algo de apoyo para el ex ministro de Economía turco Kemal Dervis, pero no estaba claro si serían capaces de lograr un acuerdo.

Jean-Claude Juncker, presidente del grupo de ministros de Finanzas de la zona euro, y el primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, respaldaron a Lagarde el jueves.

Fuentes diplomáticas comentaron que el presidente del Consejo Europeo, Herman van Rompuy, que encabeza las cumbres de la UE, y el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Barroso, intentan garantizar un acuerdo en torno al nombre de Lagarde después de que las tres grandes potencias regionales -Alemania, Francia y Reino Unido- la apoyaran.

Con Agencias

20/5/2011

Archivado en:

 

 

Expertos