FORTUNA WEB

Youtube

G Plus

Facebook

Twitter

 

Tecnología

30/05/2011

Review de la Kindle 3G en Argentina

Adquirimos la tableta de Amazon diseñada para leer libros, diarios, revistas y documentos y la probamos con la red celular local. Las conclusiones.

Por Juan Pablo De Santis *

El Kindle 3G + WiFi es un dispositivo electrónico de bajo costo que facilita notablemente la lectura de cualquier tipo de texto o publicación. No tendría sentido realizar una comparación con otras tabletas (como el iPad) porque sus finalidades son diferentes: la tablet de Amazon está esencialmente diseñada para leer, mientras que la de Apple está optimizada -a todo nivel- para funcionalidades multimedia.

Características

Kindle 3G. Se vende a U$S 189 en EE.UU.

El Kindle 3G (de tercera generación) ofrece un área de lectura de 6 pulgadas y unas medidas totales de 19 cm de alto y 12,1 cm de ancho, al igual que un libro convencional, pero su peso lo convierte en un dispositivo ultra liviano: sólo 246,64 gramos.

Posee una memoria interna en torno a 4 GB, que permiten el almacenamiento de 3.500 libros promedio. Vale destacar que todas las descargas que se realicen a través de Amazon.com son sincronizables y quedan almacenadas en la nube.

Los formatos soportados son AZW, TPZ, PRC, MOBI, TXT, PDF, MP3, AA, AAX. Este combo otorga la facilidad de incorporar no sólo libros, sino que también otro tipo de documentos que se tengan en la computadora, como papers, tesis, informes, etc.

PRECIO. Se comercializa a U$S 139 sólo para la versión Wifi y U$S 189 para la que trae integrado 3G.

Conectividad

Las formas de vinculación del Kindle con “el mundo exterior” es una de las virtudes más interesantes del producto. En este caso, permite acceso a través de tres vías:

  • WiFi: Conexión a través de redes de Internet inalámbrica para gestionar el contenido.
  • 3G: Conexión a través de red de telefonía celular. A diferencia de otras tabletas, en Kindle no requiere costos adicionales ni contratos con compañías de telefonía celular. Los costos generados por esta vía son asumidos por Amazon (el fabricante), que posee convenio con empresas de más de cien países. En Argentina funciona muy bien y es ideal para los que transportamos mucho el dispositivo: el usuario puede estar en el subte, un ómnibus, taxi, la oficina o un café y desde allí acceder en cualquier momento a Internet, descargar libros o actualizaciones de noticias; sin necesidad de contar con una red wifi. [Mapa con áreas de coberturas]
  • Cable USB: Para cargar documentos o audios en la memoria de la tableta y recargar la batería.

Autonomía
Amazon promociona una duración de batería de 1 mes “con el Wifi apagado”. Este dato es sumamente irreal, dado que sin conexión el dispositivo se torma bastante obsoleto. En condiciones normales de uso, se obtiene una autonomía de alrededor de 10 días.

COMPARACIÓN. Pantalla en tinta electrónica vs display de lectura LCD.

Tinta electrónica
Quizás esta sea la característica más notable del Kindle en el área de lectura: el display no cansa la vista. El producto posee una pantalla de “tinta electrónica“, es tan delgada como el papel, no emana brillo, permite reproducir imágenes/textos/videos en blanco y negro y posee un espesor mínimo de 3 milímetros. Este recurso es sumamente efectivo para la reproducción de textos y gráficos, pero ofrece mal rendimiento para la visualización de imágenes fijas o en movimiento.

Esto aporta algunas ventajas: se puede leer al sol o con luz intensa y no se refleja brillo en la pantalla. Asimismo, no produce cansancio visual extra y asegura mayor rendimiento de la batería.

Lectura

Aa. Preferencias de lectura

Los textos optimizados para Kindle poseen seis funcionalidades que adaptan el texto a las preferencias y necesidades del lector: (1) Ocho opciones de tamaño de texto (2) tres opciones de tipografía (3) tipo de interlineado (4) cantidad de palabras por línea y (5) rotación de pantalla.

La sexta merece un párrafo aparte: “Text-to-speech” es un recurso exclusivamente para libros en inglés. Una voz masculina o femenina -a elección- realiza una lectura del texto. Esta opción es aún experimental: la lectura de texto es muy pausada y se realiza a través de un software de reconocimiento de caracteres. A favor se puede decir que la pronunciación y entonación, a diferencia de otros programas, son bastante buenas.

Por otra parte, al leer un documento, la tableta indica el porcentaje de avance de lectura y la última página que fue leída.

Cuenta asociada

La tableta debe estar asociada a una cuenta personal en Amazon.com para poder acceder a la descarga, pago y búsqueda de libros y publicaciones periódicas. Desde la web se ingresan los datos de la tarjeta de crédito y las compras pueden realizarse directamente desde el Kindle Store, al cual se accede desde la tableta. Actualmente dispone de 950.000 títulos. No todo muere en el dispositivo, el portal permite instalar aplicaciones para leer las descargas en Blackberry, SO Android, iPad, Windows Phone, Windows PC, iPhone y SO Mac.

Para los que necesitan compartir todo. Se pueden asociar las cuentas personales de Facebook y Twitter, para realizar microposteos con citas. Esta opción se encuentra en beta y aún presenta algunas fallas.

Con el primer uso, la registración de la tableta asigna al usuario una cuenta de correo electrónico para cargar contenido. Generalmente es [usuario de Amazon] + @kindle.com. A esta cuenta se puede enviar material para cargar en la memoria del producto.

Costo vs Beneficio

Para concluir, el Kindle es un dispositivo que funciona espléndidamente en usuarios que lograron despojarse del fetiche del papel. Es decir, para quienes valoran la lectura ágil y en cualquier situación por encima del ritual de adquirir un libro/diario impreso, sentir su olor, hojas y textura de las páginas.

Los libros adquiridos para Kindle no pueden atesorarse en una biblioteca, vale la pena decirlo, sino que se almacenan en la nube para (re)leerlos y recuperarlos en caso de renovar el producto. Si la finalidad es leer, esta es la opción. Por ejemplo:

+ La biografía de Ernesto “Che” Guevara que escribió Jon Lee Anderson cuesta $100 pesos (U$S 24,34) para la edición de bolsillo con tapa dura que editó Anagrama.
+ En cambio, la edición del mismo libro para Kindle cotiza a U$S 10,8.

= En el caso de la opción digital, se produce un ahorro de 58,91% frente a la edición impresa para acceder al mismo texto, fotos, imágenes, textos y tapas del producto.

*Editor de FortunaWeb
Twitter @juanpdesantis

30/5/2011

Archivado en: ,

 

 

Expertos