FORTUNA WEB

Youtube

G Plus

Facebook

Twitter

 

Economía

02/06/2011

Ahora confirman que Schoklender es dueño de la constructora de las Madres

El ex apoderado de la Fundación Madres de Plaza de Mayo es propietario del 90% de Meldorek, la constructora que levantó viviendas sociales en Capital y el Interior con fondos públicos. El 10% restante es de su piloto particular.
SCHOCKLENDER. Confirman que es propietario de la constructora Meldorek.
SCHOCKLENDER. Confirman que es propietario de la constructora Meldorek.
SCHOCKLENDER. Confirman que es propietario de la constructora Meldorek.
SCHOCKLENDER. Confirman que es propietario de la constructora Meldorek.

El dato que acaba de comprobarse deja a la luz que Sergio Schoklender, anterior apoderado de la Fundación Madres de Plaza de Mayo, es dueño del 90% de Meldorek, la constructora que levantó viviendas sociales financiadas por fondos públicos.

La información publicada esta mañana por el matutino La Nación se contrapone con lo dicho por Schoklender quien aseguró primero afirmó que los accionistas de Meldorek eran amigos suyos, a los que no quiso identificar, y después dijo que sólo hacía trabajos de consultoría para la empresa.

El 90% de las acciones están en poder de Scholender y el 10% restante de la sociedad anónima están en poder de Gustavo Serventich, su piloto particular. El Boletín Oficial de la provincia de Buenos Aires reveló el miércoles que Schoklender era director de la empresa.

Pero la desmentida llegó cuando ese diario accedió a la escritura pública de la sociedad en la que Schoklender figura como titular de 2.087.224 acciones, equivalentes a $2.087.224; Serventich cuenta con 231.913 acciones, que valen un peso cada una. La suma de ambas conforman el 100% de Meldorek. La constructora salió a la luz en enero de 2010 cuando -“en convenio con las Madres de Plaza de Mayo”, según su web- entregó dos viviendas en el Club Albariño, de Villa Soldati, que había sido usurpado durante el verano.

Meldorek fue en sus orígenes una sociedad que era usada por un financista para albergar sus bienes, entre ellos dos aviones que utilizaba para volar con frecuencia Punta del Este. Pero en 2010 Shocklender, se interesó en las máquinas y el financista les vendió los aparatos. Según el diario era más sencillo traspasar las máquinas (yate y aviones) vendiendo la sociedad, para evitar problemas de registro.

De esta manera, Schoklender se quedó con Meldorek y la convirtió en la pujante constructora que trabaja con la Fundación de las Madres.

Redacción FortunaWeb

2/6/2011

Archivado en: , ,

 

 

Expertos