FORTUNA WEB

Youtube

G Plus

Facebook

Twitter

 

Economía

16/06/2011

Desastre ganadero: por las cenizas murieron 600.000 ovejas en la Patagonia

La erupción del volcán Puyehue le genera una pérdida de $180 millones a 2.000 productores ovinos de la Patagonia. Más de 1 millón de animales preñados están en riesgo. Los camioneros se niegan a trasladar la hacienda.
Un cordero muerto en la ruta, camino al Pilcaniyeu. La zona está en emergencia. (Télam)
Un cordero muerto en la ruta, camino al Pilcaniyeu. La zona está en emergencia. (Télam)
GANADO. Un cordero muerto en la ruta, camino al Pilcaniyeu. (Télam)

Por Federico Fahsbender *

Más de un millón de ovejas preñadas están en riesgo. La ceniza las ciega y las mata. Aún no hay plan para salvar al ganado.

Ayer, la Comisión Nacional de Emergencia y Desastres del Ministerio de Agricultura declaró la emergencia agropecuaria. Chubut, Río Negro y Neuquén están afectadas. La ceniza del volcán Puyehue dio su peor golpe contra la industria ovina del sur.

Roberto Fernández Speroni, director de la Sociedad Rural en Tierra del Fuego y a cargo de la Patagonia, explica: “Por la ceniza ya murieron más de 600 mil ovejas. Esto afecta a dos millones de cabezas más, un tercio de la hacienda total de la región”. Más de dos mil productores pueden perder cerca de $180 millones.

Speroni explica: “La lana que se produce es la merino, muy fina, a 24 pesos el kilo, son 30 millones de kilos que se van a terminar vendiendo al 5 o 10 por ciento de su valor por lástima. Están todos desesperanzados. Para colmo, los productores vienen de cinco años de sequía. Esta temporada los iba a salvar”. El ganado mismo va de cara al infierno. “Muere por no comer o de espasmos estomacales gracias al pasto contaminado”, según Speroni.

También quedan ciegas: la oveja va contra el viento y la ceniza, compuesta de arena de sílice: “Eso les revienta las córneas”. Peor: de esos dos millones de ovejas, 1,5 son madres preñadas. “Hay que rescatarlas como sea”, dice el funcionario. Para peor los camiones no cruzan el campo: la ceniza destruye los filtros de los motores.

Ni siquiera hay un plan de contingencia: “Está todo prometido, hay un crédito de 20 millones de pesos del Ministerio. Pero ni se puede mover a los animales. Hay que alimentarlos como sea”.

Bariloche: Clases, sí. Turismo, aún no »

* De la redacción de Diario Libre

16/6/2011

Páginas: 1 2 3 4

Archivado en: ,

 

 

Expertos