FORTUNA WEB

Youtube

G Plus

Facebook

Twitter

 

Estilo

21/06/2011

Una noche en el Teatro Ciego

Un cronista de FortunaWeb asistió a un espectáculo teatral que se desarrolla en completa oscuridad y propone explorar el espacio con la vista, el olfato, el gusto y el tacto.
Yacianci y el maestro Carlos Cabrera, voz y músico mayor del espectáculo (Foto: FlickR)
Yacianci y el maestro Carlos Cabrera, voz y músico mayor del espectáculo (Foto: FlickR)
Click para ver galería de fotos
Yacianci y el maestro Carlos Cabrera, voz y músico mayor del espectáculo

El punto central de esta crónica es no tener absolutamente nada que ver para escribirla. Es un espectáculo teatral que no demanda ojos. En el Teatro Ciego de Buenos Aires se presenta “A ciegas con luz”, una performance musical-gourmet que propone al espectador música y cena en total y completa oscuridad.

Toda la percepción de esta atmósfera se realiza únicamente con el olfato, la audición y el tacto. Al llegar, los comensales ingresan -junto a un guía- a un salón comedor completamente oscuro y son ubicados en mesas en grupos de a seis. Al frente de cada puesto se sirve una cena de seis pasos -entrada, cuatro degustaciones que conforman un plato central y postre- bien acompañada por vino de bodegas Graffigna.

Allí permanecen todos sentados. Por los lados y en medio de una densa oscuridad aparecen mozos que consultan ¿Vino tinto, blanco o agua? Los primeros instantes son de exploración absoluta: la profundidad y perspectiva que otorga la vista están anuladas por completo y la tercera dimensión aparece con el tacto. Es inevitable preguntarse “¿será así estar ciego?”, “¿cómo será esta sala?”. Estas preguntas suelen ser un poco pretenciosas, porque su respuesta es mezquina. La propuesta se disfruta completamente si durante la hora y media de oscuridad el espectador se concentra en los sonidos, las texturas y sabores de los alimentos y los aromas que van brotando en la sala-comedor.

El espectáculo cuenta con música en vivo, una trama que ocurre dentro de una cafetería (que brinda al espectador sentido de pertenencia) con elementos de la cultura porteña de los años cuarenta y un despliegue de aromas que se diseminan agotando el espacio físico. La propuesta posee pinceladas de comedia musical y un repertorio de canciones interpretadas por Luz Yacianci, protagonista y directora artística.

Vale rescatar que Yacianci merece un párrafo aparte. La actriz posee una excepcional voz que marida excepcionalmente con su belleza. Su gran talento lo ha consolidado con notables participaciones protagónicas en musicales de Pepe Cibrián como Las mil y una noches, Drácula y Dorian Gray, el retrato.

El elenco se completa con Gabriel Griro, Pablo Ugolini y los músicos Carlos Cabrera (piano), Graciela Pereyra (clarinete) y Martín Bandone (saxo).

Durante el transcurso del espectáculo es (casi) inevitable sentir algo de ansiedad. La visión otorga un sentimiento de pertenencia y control de la realidad, que aquí se esconde entre las sombras. Luego del espectáculo sobreviene una iluminación tenue con velas, que es suficiente para mantenerse en sobremesa y compartir algunos comentarios con los actores y compañeros de mesa.

En síntesis: una propuesta que rompe con las convenciones del teatro, original y desafiante para personas con sensibilidad artística.

Galería de fotos »
.

FICHA TÉCNICA
Dirección: Luz Yacinaci
Teatro: Centro Argentino de Teatro Ciego, Zelaya 3006 (Buenos Aires)
Entrada: $120, compra anticipada a través de TuEntrada.com
Funciones: Jueves, viernes y sábados, 9 pm
Chef: Javier Aldape

Redacción FortunaWeb

21/6/2011

Páginas: 1 2 3 4

Archivado en:

 

 

Expertos