FORTUNA WEB

Youtube

G Plus

Facebook

Twitter

 

Mercados

08/08/2011

Otro derrumbe en los mercados de Europa

El DAX, principal mercado de Alemania, perdió 20% desde mayo. Se agudiza el pesimismo sobre la marcha económica del mundo.
IBEX. La Bolsa de Madrid perdió 2,44% (fue de las que menos sufrió).

Las principales Bolsas europeas registraron este lunes fuertes pérdidas, en la línea de las asiáticas, en un mercado sumamente volátil por miedo a una recesión económica mundial, en la primera sesión tras la degradación de la nota de la deuda estadoundiense.

El índice FTSE-100 de los principales valores de la Bolsa de Londres perdió un 3,39%, para terminar la sesión en 5.068,95 puntos, su nivel más bajo desde el 8 de julio de 2010.

El principal índice de la Bolsa de Fráncfort, el DAX, perdió un 5,02% a 5.923,27 puntos, en un mercado que ha penalizado particularmente al sector automovilístico, en el que BMW perdió un 8% y Daimler más del 7%.

El CAC 40 de la Bolsa de París perdió un 4,68% a 3.125,19 puntos en su undécima sesión en rojo consecutiva, una seguidilla que marca un récord histórico.

También sufrieron pérdidas las plazas de España e Italia, dos países de la Eurozona que buscan evitar ser las próximas presas de la crisis de la deuda que ya obligó a elaborar planes de rescate de a tres socios de ese espacio monetario (Grecia, Irlanda y Portugal).

El Ibex-35 de Madrid cayó un 2,44%, a 8.459,4 puntos, después de haber evolucionado la mayor parte del día en verde, mientras que en Milán, el FTSE Mib, se replegó un 2,43%, a 15.640 puntos.

La más penalizada fue la Bolsa de Atenas que perdió un 6%, cayendo su índice por debajo de la barrera psicológica de los 1.000 puntos, el nivel más bajo desde el 7 de enero de 1997. La Bolsa de Zúrich terminó también con una caída del 3,95% a menos de 5.000 puntos, por primera vez desde marzo de 2009.

España e Italia se beneficiaron sin embargo este lunes de una clara reducción de la prima de riesgo, -el diferencial que paga con los bonos alemanes a 10 años- que hicieron que los intereses de la deuda en el mercado secundario se situaran en torno al 5,3%, frente a más del 6% del pasado viernes.

El BCE anunció el domingo por la noche que aplicaría activamente su programa de compra de deuda pública de países de la zona euro en dificultades, y el ministro francés de Economía, François Baroin, precisó este lunes que la institución estaba efectivamente dispuesta a comprar deuda española e italiana, en caso de nuevas ventas masivas.
La amplitud de la intervención del BCE no se conocerá hasta el próximo lunes, ya que la institución solo comunica una vez por semana este tipo de operaciones.

Las plazas asiáticas operaron también a la baja, impactadas aún por la decisión de Standard & Poor’s de rebajar el viernes la calificación de la deuda estadounidense, de AAA a AA+. Así y todo, los retrocesos no llegaron a las proporciones de un temido hundimiento bursátil. Tokio perdió un 2,18%, afectada además por la valoración del yen frente al dólar. Las caídas fueron de 2,17% en Hong Kong, de 2,9% en Sídney y de 3,8% en Seúl.

Señales conflictivas

Los problemas de la deuda tanto en Europa como Estados Unidos se topan con señales serias de desaceleración económica en las principales economías mundiales, en un momento en que brotan nuevas preocupaciones sobre una nueva recesión tras la del 2008-2009.

Según la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), en junio, “aparecieron señales fuertes de inversión de los ciclos de crecimiento en Estados Unidos, Japón y Rusia”.

El clima de degradación es general en las principales economías mundiales, alerta, y ello por tercer mes consecutivo. En EEUU, el Tesoro criticó duramente la degradación de la nota de la deuda norteamericana, asegurando que S&P cometió un “error de dos billones de dólares” en las proyecciones de déficit presupuestario hasta 2021.

La competencia de S&P, la agencia Moody’s, estimó “prematura” una eventual degradación de la nota de la primera potencia mundial, según uno de sus analistas, y Fitch, tercera gran agencia calificadora, aseguró que debía aún reflexionar sobre la cuestión.

Archivado en: , ,

 

 

Expertos