FORTUNA WEB

Youtube

G Plus

Facebook

Twitter

 

Economía

15/08/2011

Evacuaron la secretaría de Comercio Interior por amenaza de bomba

Un llamado alertó de la existencia de un artefacto explosivo, pero fue una falsa alarma. Los empleados lo tomaron con humor.

El secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, y cientos de sus funcionarios y empleados debieron evacuar este mediodía las oficinas que ocupan en el centro porteño por una amenaza de bomba, informaron fuentes oficiales.

Unos 2.000 trabajadores de Comercio Interior y también de las Secretarías de Industria y de Minería, además de decenas de niños que concurren a las guarderías públicas alojadas en el edificio de Julio Argentino Roca 651, debieron abandonar de emergencia sus lugares de trabajo.

El llamado anónimo que alertó sobre la existencia del artefacto explosivo se recibió a las 11:30 horas, lo que obligó a la evacuación masiva y el corte de tránsito en el frente del edificio, además de la intervención de efectivos de la Brigada de Explosivos de la Policía Federal.

El operativo de desalojo se produjo de manera ordenada y el único incidente registrado fue el de una mujer que debió ser asistida por personal médico producto de una descompensación, motivo por el cual debió permanecer recostada en plena calle durante varios minutos.

Los funcionarios y empleados fueron concentrados en la esquina de Julio Argentino Roca y Alsina, frente a la sede del INDEC, pero producto del apuro de la evacuación muchos dejaron sus abrigos en sus oficinas y se vieron obligados a permanecer varios minutos a la intemperie con temperaturas cercanas a los 10 grados.

Para restarle dramatismo al hecho, muchos de los trabajadores del edificio lanzaron bromas y chanzas respecto al origen de la amenaza. “Lo que pasa es que ganamos y no nos dejan festejar tranquilos”, atinó a expresar uno de los empleados al dialogar con esta agencia.

En la mente de los empleados del área de Comercio Interior y de Industria aún estaba latente el simulacro que tuvo lugar en marzo pasado, donde se buscó probar la eficacia de los mecanismos para desalojar el inmueble. Los funcionarios y empleados pudieron regresar a sus oficinas aproximadamente a las 13, luego de que la Brigada de Explosivos revisó el edificio.

Con DyN

15/8/2011

Archivado en: ,

 

 

Expertos