FORTUNA WEB

Youtube

G Plus

Facebook

Twitter

 

Economía

02/09/2011

Alerta en Argentina por la depreciación del real

En agosto pasado, las importaciones desde Brasil fueron de U$S 2.205 millones (+ 27,8%). En tanto, las exportaciones crecieron a menor ritmo (+11,6%) y totalizaron U$S 1.438 millones. Por qué la movida enciende el semáforo rojo.
argentina_brasil1

El intercambio bilateral entre Brasil y Argentina arrojó en el último mes un déficit de U$S 767 millones, acumulando en lo que va del año un resultado negativo de U$S 3.727 millones, que explica gran parte de la reducción del superávit global de Argentina en comparación con un año antes.

En los primeros ocho meses de 2011, las compras de ese origen sumaron U$S 14.681 millones y las ventas U$S 10.954 millones.

“Este incremento en las compras al país vecino obedece a las mayores adquisiciones de automóviles, autopartes, maquinaria y equipamiento, gasoil, plásticos y manufacturas, aviones, químicos orgánicos y caucho y sus manufacturas”, explica un informe de la consultora abeceb.com.

Del lado de las exportaciones al mayor socio del Mercosur, el estudio privado advierte que la pérdida de fuerza no respondió a un debilitamiento de los pedidos globales de su socio. De ahí que la Argentina quedó desplazada al cuarto lugar como principal proveedor, al ser superado por Alemania.

El comercio bilateral en 2011 aumentó en términos interanuales 20%, alcanzando un máximo histórico de U$S 3.643 millones.

El dato. La economía brasileña es uno de los tractores de las ventas de la industria argentina y la apreciación del real ayudó en los últimos años compensar en parte la apreciación del peso como producto de la inflación.

Antecedentes

La administración de la presidenta brasileña, Dilma Rousseff, dio señales desde el comienzo de año de un cambio en la política comercial, sobre todo para defenderse de la guerra de devaluaciones desatada en el mundo.

En primer lugar, Brasil aplicó licencias no automáticas de importación, luego lanzó un plan de reducción de impuestos a las industrias de ese país y, en las últimas horas, bajó la tasa de interés de referencia.

En efecto, la moneda brasileña se depreció en la jornada del jueves 1,5%, a 1,61 unidades por dólar, como consecuencia de la decisión del Banco Central de ese país de reducir en medio punto porcentual la tasa de interés que se toma como referencia en esa plaza financiera.

Las acciones tomadas por ese gobierno son para evitar la apreciación del real y su impacto en la competitividad industrial.

La caída del valor del real tuvo su consecuente impacto negativo en la jornada de la Bolsa de Comercio porteña, donde el índice Merval bajó 1,27%.

De allí que la movida monetaria brasileña encienda luces de alerta, sobre todo por el efecto que un real devaluado puede tener en las importaciones de ese origen en Argentina.

Redacción FortunaWeb

2/9/2011

Archivado en: , , , , ,

 

 

Expertos