FORTUNA WEB

Youtube

G Plus

Facebook

Twitter

 

Negocios

04/09/2011

Por qué Eike Batista no invierte en Argentina

Tiene más de U$S 30.000 millones y es el hombre más rico de Brasil. El empresario minero no invierte en el país por los controles de precios.
BATISTA.
BATISTA.
BATISTA.

Hernán Dobry *
Desde San Pablo, Brasil

El empresario brasileño Eike Batista, dueño de la mayor fortuna de su país, afirma que no invierte en operaciones de minería y petróleo en la Argentina por los controles de precios y la conflictividad sindical.

Con sus U$S 30.000 millones, la fortuna de Batista es la octava del mundo, según la revista Forbes, que también lo sitúa en el puesto 58 entre las personas más poderosas del planeta.

A través de su empresa EBX controla diferentes compañías focalizadas en sectores como la exploración y producción de petróleo y gas natural (OGX), minería (MMX), generación de energía eléctrica y exploración de carbón (MPX), logística (LLX), construcción naval (OSX), alcohol y celulosa (BFX), inmobiliario (REX), entre otras; la mayoría de las cuales cotizan en la Bolsa de San Pablo y pretenden hacerlo en la Bolsa de Comercio de Londres.

TWITTER. El empresario es un gran aficionado a la red social de microblogeo. Su usuario es@eikebatista

Si bien la mayoría de sus operaciones se sitúan en Brasil, Batista es un importante inversor en minería en Chile y Colombia. Pero no lo hace en la Argentina. “En la minería, tengo problemas con la jurisprudencia argentina: el derecho de los contratos” no se respeta, afirmó Batista al ser consultado por PERFIL durante el 5º Congreso Internacional de Mercados Financieros y de Capitales organizado por la BM&F Bovespa. Agregó que tampoco pudo resolver los “problemas laborales con los sindicatos en la Argentina”.

Batista también realizó sondeos para desembarcar en el sector petrolero argentino: “No se puede cobrar más de US$ 45 por barril porque lo que está por arriba de ese precio es todo del Estado. Penaliza mucho. Vos tenés un riesgo para encontrar petróleo y la tasación que se le impone para un área específica es muy ingrata”, destacó el empresario luego del almuerzo que mantuvo con cerca de mil inversores y especialistas en finanzas donde fue el orador especial del evento.

Batista no es el único brasileño que tiene problemas a la hora de intentar hacer negocios con la Argentina. Durante esta semana, industriales de ambos países se reunieron en la sede de la Confederación de la Industria de Brasil, de la ciudad de San Pablo.

Desde la Asociación Brasileña de Industria Eléctricas y Electrónica como desde la Fundación de Comercio Exterior sostuvieron que con las medidas que toma el Gobierno resulta cada vez más difícil comerciar con el país, ya que la administración de Cristina Fernández de Kirchner es “impermeable” a sus reclamos.

*Especial para Diario Perfil

4/9/2011

Archivado en:

 

 

Expertos