FORTUNA WEB

Youtube

G Plus

Facebook

Twitter

 

Economía

05/09/2011

Borrador común entre la CGT y la UIA por la ley de riesgos del trabajo

La central obrera y la cámara industrial acordaron algunos puntos para trabajar en la modificación de la ley de ART.
José De Mendiguren
José De Mendiguren

El presidente de la Unión Industrial Argentina (UIA), José Ignacio De Mendiguren, aseguró hoy que “hay un borrador para modificar” la ley de Riesgo de Trabajo “consensuado” con el sector gremial y desestimó la posibilidad de que este proyecto sea tratado en el Congreso hasta después de las elecciones generales del 23 de octubre.

De Mendiguren, quien avaló la necesidad de fortalecer el “diálogo” entre empresarios, gremios y el gobierno nacional, sostuvo que “también los sectores del trabajo están muy preocupados porque la industria del juicio afecta también a los trabajadores, y no sólo a los pequeños empresarios”.

En diálogo con radio Continental, el directivo fabril reconoció que “está el borrador” propuesto por la UIA para modificar la Ley de ART, y aseguró que “está consensuado” con la CGT.

Sugirió que “será difícil que lo saquemos antes” de celebrarse las próximas elecciones generales en octubre y manifestó que “el gobierno está convencido de que esto hay que modificarlo”.

“Hay más de 75.000 de reclamos judiciales (por accidentes laborales) pendientes por no haberlos resuelto a tiempo”, indicó.
De Mendiguren expresó que “tengo la sensación de que el gobierno, hasta las elecciones, no va a sacar cosas importantes porque, entre otras cosas, no quiere que quede teñido de (acciones gubernamentales en plena) campaña electoral”.

El directivo fabril aseguró que en la Unión Industrial “no participamos en política, sino que defendemos políticas” y defendió el “rol lobbysta” que tienen las “entidades empresarias”.

Consideró que frente a la acción gubernamental “hay dos opciones, confrontar o construir” y reconoció que hará su “mayor esfuerzo” para llevar “propuestas” que beneficien al sector fabril y que puedan ser analizadas en la Casa Rosada. “Lo hago por convicción y con la mayor honestidad y transparencia”, expresó.

Reconoció que “hay muchos” empresarios locales que temen a una posible radicalización del kirchnerismo y estimó que “allí se puede balconear y criticar, o tratar de trabajar, influir y aportar” para que promover el “desarrollo” del país.

“Creo que lo que hay que hacer es esto y no permanentes diagnósticos pronosticando la profecía a autocumplida de los males que tenemos que padecer”, expresó.

Con DyN

5/9/2011

Archivado en: ,

 

 

Expertos