FORTUNA WEB

Youtube

G Plus

Facebook

Twitter

 

Economía

19/09/2011

El pollo gana espacio ante la carne vacuna

Los cortes bovinos tienen su menos consumo per cápita en 53 años y el cerdo está estancado. En tanto, los avicultores aumentan sus ventas.
POLLO. El consumo de esta ave
POLLO. El consumo de esta ave
POLLO. El consumo de esta ave ya es sustituto de la bovina.

El consumo de carne de pollo sigue en aumento a raíz del desinterés que presenta la población por adquirir carne vacuna, producto del incremento que presentó en los últimos meses el precio del novillo.

Así lo indicó hoy un informe del Mercado de Hacienda del Consorcio CREA, al referir datos reportados por el IPCVA que durante julio el consumo de carne bovina cayó un cinco por ciento, al alcanzar un promedio anual de 53,9 kilos por habitante.

“El consumo de carne de pollo continúa aumentando en detrimento del consumo de carne vacuna. Por su parte la carne de cerdo se mantiene invariable dado que su valor es similar al de la carne vacuna, compitiendo directamente con esta”, indicó el informe de CREA.

El informe técnico expresó además que esto se produjo paralelamente a que “por segundo año consecutivo” el volumen exportado de carne vacuna en los primeros siete meses de 2011 “fue menor que el del mismo período del año anterior”.

Asimismo, se expresó que “el ingreso de divisas por las ventas al exterior (de estos envíos cárnicos) es similar, mientras que el precio promedio de los cortes se ubicó muy por arriba que en igual período del año anterior”.

Los especialistas de CREA señalaron que “en cuanto al precio de la carne (en el mercado local), al haber disminuido la oferta por escasez de producto en julio pasado, se podría haber esperado que el precio al consumidor aumentara”.

“Sin embargo -manifestó el informe-, esto no fue lo que sucedió, ya que el precio en góndola disminuyó 0,5 por ciento con respecto a junio” anterior.

Se indicó que “esto se debe a que los precios de la carne han explorado valores muy altos desde el año 2010, y el consumidor no estaba acostumbrado a pagarlos”.

El informe recordó que la falta de carne vacuna comenzó a registrarse a partir de enero de 2010, lapso desde el cual se mantiene una tendencia “a la baja: moviéndose en un rango de 50 a 60 kilos por habitante por año”.

En lo que hace al consumo de pollo, uno de los principales sustitutos de la carne vacuna, aumentó en el primer semestre de 2011 un 20 por ciento contra igual período de 2010, y se incrementó un 52 por ciento respecto al promedio de los últimos diez años.

Asimismo, el consumo de cerdo por el contrario, no ha variado significativamente en los últimos años, ya que su precio en góndola es similar al de la carne vacuna, lo que la hace competir directamente con esta.

Archivado en: ,

 

 

Expertos