FORTUNA WEB

Youtube

G Plus

Facebook

Twitter

 

Opinión

08/11/2011

Cómo pegará “La Niña” al trigo, maíz y soja recién sembrados

Con los tres principales cultivos del país en diferente grado de evolución, los productores se preguntan por el fenómeno climático cíclico que se instala por estas latitudes en el verano. Por qué es mejor esperar para vender el trigo y maíz del año pasado.
Dante Romano

Por Dante Romano *

Arrancó la siembra de trigo, con rindes bajos en el norte, la siembra de maíz supera el 50% y la de soja está iniciándose.

Hasta ahora el clima acompaña, la gran incógnita es como pegará “La Niña”.

Localmente la trilla de soja ya ha comenzado en el norte del país. Los rindes que se reportan son bajos, incluso en algunos casos no justifican realizar la cosecha. Esto ocurre porque en muchas regiones del norte, la razón por la que se siembra trigo es por cobertura de los suelos, y el rendimiento es muy variable. Este año en particular, por lo bajo, los lotes cosechaos podrían ser pocos.

Yendo más al centro del país, al trigo le falta poco para comenzar a madurar, y las lluvias recientes permitieron mejorar sus perspectivas de rinde.

En el sur donde se concentra la mayor parte de la producción, el trigo está sufriendo heladas tardías que podrían reducir la producción.

La estimación de producción que se maneja es de entre 14 y 14,5 millones de toneladas.

En tanto la siembra del maíz superó el 50%, y las labores comienzan a detenerse porque lo que no se pudo sembrar hasta ahora, pasaría su período crítico en las primeras semanas de enero, cuando hay más chances de clima seco y cálido por el fenómeno niña, lo que hace que los productores quieran esquivar esto. Es por eso que se pasará a siembras tardías o bien a maíz de segunda cuyos rindes serán inferiores.

En el caso de la soja, se inició la siembra activamente y si bien no se espera un gran aumento de área con solo una recuperación de rindes podría mejorar.

Sin apuro para vender

Con la cosecha de trigo ya en movimiento y más de la mitad del maíz sembrado, no hay novedades respecto al supuesto cambio en el sistema comercial y los descuentos que se sufren sobre la paridad de exportación son muy grandes.

Lo más preocupante es que los productores están “tirando la toalla” y aceptando los 140 US$/ton de trigo, lo cual terminará con la profecía autocumplida: los precios no subirán porque nos convencimos de que no lo harían, y todos venden consumando un precio que podría mejorar más adelante.

De todas formas es difícil decirle a quien a esta altura tiene mucho maíz y trigo sin poder colocar del año pasado que espere mejores precios locales para vender. Aún cuando no vemos razones para apurarnos en el corto plazo para vender.

En conclusión vemos que en maíz y trigo deberíamos esperar ya que todavía queda tiempo para aceptar precios con quitas grandes sobre la paridad. En trigo tenemos menos tiempo que en maíz, pero al menos podríamos darnos un par de semanas más.

En el caso de la soja, no creemos que se deban convalidar valores por debajo de los 300 US$/ton, aunque si resulta importante asegurarnos contra un escenario de catástrofe poniendo piso y techo, ya que el piso puro nos dejaría muy lejos de los valores que estuvimos teniendo recientemente.

Sin embargo para quienes no vendieron hasta el momento, tienen que tener presente que sólo estamos un 15% por debajo del precio pico de la soja hasta el momento, y que el valor que tenemos comparado con la historia de precios y con los costos es muy bueno.

* Director Académico del Centro de Gestión Agropecuaria, Fundación Libertad

8-11-2011

 

 

Archivado en: , , ,

 

 

Expertos