FORTUNA WEB

Youtube

G Plus

Facebook

Twitter

 

Economía

17/11/2011

Edenor aprovechó los anuncios del Gobierno y pidió discutir tarifas

El presidente de la distribuidora de energía eléctrica, Alejandro McFarlane, respaldó la decisión del Gobierno de quitar los subsidios y aprovechó la oportunidad para hablar de un necesario aumento del precio de su servicio.
EDENOR. Anunció que reestructura su deuda.
EDENOR. Anunció que reestructura su deuda.
EDENOR. Anunció que reestructura su deuda.
EDENOR. Aprovecha las medidas del Gobierno para pedir facultades para fijar tarifas.

El presidente de la distribuidora de energía eléctrica Edenor, Alejandro McFarlane, aprovechó el anuncio gubernamental de la quita de subsidios en los hogares de mayores ingresos para reclamar que la compañía pueda acordar con el Gobierno un gradual retoque del precio del servicio, al destacar que tiene “un problema económico-financiero serio”.

“Nosotros, los distribuidores, necesitaríamos más dinero, porque hoy tenemos un problema económico-financiero serio, eso está demostrado en los balances que hemos presentado”, argumentó el directivo, quien dijo tener confianza en que el pedido “se va a resolver y que la cosa va a ir bien, que el Gobierno lo va a entender”, porque la idea “es prestar el mejor servicio”.

Además admitió que, en caso de que Edenor pueda incrementar el precio de la luz que distribuye, “esto se puede ver reflejado en la tarifa con incrementos más pequeños”. McFarlane precisó en declaraciones a radio Mitre que “el promedio de una factura de Edenor en Capital y Gran Buenos Aires es de 500 kilowatts de consumo”.

“No puedo tener la posibilidad de poner el precio del producto que vendemos. A mí el Estado me dice a qué precio le tengo que vender la luz a usted”, indicó el presidente de Edenor, que tiene 2,7 millones de clientes.

Sobre el ajuste que decidió realizar el Gobierno en los hogares de mayores recursos, como Barrio Parque, Puerto Madero y los countries de todo el país, consideró que “tiene sentido”. “Ayer nos reunimos con la gente del Ministerio de Planificación, nos pusimos a disposición para que todo salga lo mejor posible”, sostuvo.

Ahora, las empresas distribuidoras de energía tendrán que enviar cartas a los clientes, quienes deberán decidir si quieren seguir o no con el subsidio, lo que redundará en importantes aumentos de las boletas.

McFarlane dijo que este año invirtieron “$ 500 millones”, pero terminaron “sin recursos en la caja” y con “un aumento de costos”.

Redacción Fortunaweb con agencias

17/11/2011

Archivado en: , , , ,

 

 

Expertos