FORTUNA WEB

Youtube

G Plus

Facebook

Twitter

 

Economía

17/11/2011

Medidas del Banco Central para frenar al dólar y bajar la presión cambiaria

Mientras los agentes económicos perciben que el dólar sigue siendo “barato” y esperan una corrección al alza en el precio, demandan dólares para cubrirse de la pérdida de valor que les podría generar una devaluación. Qué diferencia esta fuga de la de 2008.
OCTUBRE. La fuga de capitales habría ascendido a US$ 3.700 millones y superó el nivel del mes anterior.

 Por el lado de la oferta:

– Se decidió obligar a las empresas mineras y petroleras a liquidar en la Argentina entre el 70% y el 100% de las divisas que generan en sus operaciones de exportación. Esta medida apunta a incrementar la abundancia de dólares en 3.000 millones, cifra que representa solamente la fuga del mes de septiembre y es menor a la que tuvo lugar en octubre.

– Otras medidas en el mismo sentido incluyen la repatriación de los fondos que las compañías aseguradoras tienen en el exterior, antes del 15 de diciembre; lo que generaría ingresos por US$ 1.600 millones.

– La obligatoriedad de los no residentes a ingresar al mercado de cambios los dólares destinados a la compra de activos locales, aportes de capital o adquisición de inmuebles.

Por el lado de la demanda:

– Se decidió establecer un mayor control sobre la operatoria en los mercados cambiarios paralelos y la presencia de personal policial y de la AFIP en las casas de cambio.

– Paralelamente, se ampliaron los requisitos que deben cumplir quienes adquieran más de US$ 250 mil por año, con el fin de limitar las operaciones cambiarias, sobre todo aquellas relacionadas con los mercados informales bajo la operatoria denominada en la jerga “contado con liqui”.

Todas estas medidas y recursos no alcanzarían para solucionar el problema de base en el mercado cambiario que es el exceso de demanda, que surge a partir de la percepción de los agentes que sostienen que el dólar está barato y tiene que subir. Por el contrario, logran el efecto opuesto al deseado, incentivando la incertidumbre y la demanda de dólares en el mercado informal, lo que  terminando agrandando la brecha entre la cotización del dólar paralelo y la del billete oficial.

Las recientes medidas cambiarias adoptadas por el BCRA sólo tendrían sentido para ganar tiempo y encarar la solución de fondo en el corto plazo, que debería apuntar a detener la fuga de capitales mediante un aumento del tipo de cambio nominal y una política monetaria más prudente.

Según el punto de vista de E&R, sería positivo que tanto la depreciación del tipo de cambio nominal, como el cambio del sesgo en la política monetaria se demoraran lo menos posible. Habría que introducirlos mientras la demanda de dinero responda y antes que la fuga de depósitos se potencie.

Hasta comienzos de noviembre la demanda de dinero se mantenía estable; aunque su tasa de crecimiento estaba estancada desde abril pasado. Paralelamente, tampoco se observaba una fuga de depósitos, aunque sí una reducción en la duración temporal de los plazos fijos y una disminución en la tasa de creación en todos los tramos de depósitos.

Los depósitos y la demanda de dinero

Fuente: E&R en base a BCRA.

Cuanto más se continúe con las intervenciones cambiarias y más se demoren las decisiones tendientes a solucionar los problemas de fondo, más probable será que los depósitos también se comiencen a fugar, la demanda de dinero deje de responder, la fuga se potencie y la brecha cambiaria (entre el mercado negro y el oficial) se amplíe, potenciando aún más las expectativas de devaluación, concluye el reporte de la consultora.

Redacción de Fortunaweb

17-11-2011

Archivado en: , , , , , ,

 

 

Expertos