Fortuna Web

Enero avanza sin lluvias y se agrava la seca

En la zona núcleo, el cultivo más perjudicado es el maíz, que sigue sometido a estrés hídrico en plena etapa de definición de rindes. Se observan pérdidas totales en algunos lotes. La soja viene aguantando, pero se necesitan lluvias.

AGUA. Lluvias necesarias en los próximos 15 días para que el cultivo de maíz cubra sus necesidades hídricas.

A lo largo de los últimos 7 días, sólo Colonia Almada y Hernando, en la provincia de Córdoba, recibieron 12 mm y 4 mm, en cada caso. En el resto de la región no se observaron precipitaciones durante la semana. Este escenario sigue agravando aún más la situación por la que atraviesa toda la zona central del país y en particular la región GEA.

En cuanto a las marcas térmicas, los valores fueron elevados y, en promedio, se mantuvieron entre los 35 y los 38°C, siendo significativamente superiores a los de la semana anterior y a los parámetros normales para el mes de enero.

El valor más elevado fue de 39,5°C y se registró en la localidad de Rojas, en la provincia de Buenos Aires. Particularmente en esta región, en localidades como Pergamino, Rojas, y Salto, las lluvias de diciembre fueron inferiores a los 10 mm, al igual que en otras áreas, como las zonas de influencia de Junín, Villegas, María Teresa y Labordeboy, y los cultivos se observan en constante situación de estrés.

En el caso del maíz, como suele suceder en los años secos, los rindes serán heterogéneos, dependiendo sobre todo de la fecha de siembra, el momento y la cantidad de lluvias recibidas, y la aptitud del suelo, pero pude decirse que el estado predominante del cultivo en nuestra región va de regular a malo, y ya son un hecho inevitable las mermas en los rendimientos. Los maíces sembrados tardíamente aún tienen un margen de recuperación, aunque se observan con las hojas acartuchadas y con riesgo de no formar espigas si enero se presenta seco.

Para el cultivo de soja, la situación no es tan grave ya que, en general, no han comenzado las etapas de formación de vainas y llenado de granos. De cualquier manera, la humedad de los lotes es escasa, los sembrados presentan baja altura y aún no cierran el entresurco, e incluso presentan muerte de plantas en los sectores más afectados, con lo que se va achicando el margen para “esperar” las lluvias.

Finalmente, aún resta sembrar un 40% de la soja de segunda en la región, y se necesitan lluvias pronto para conservar la cantidad de plantas en los lotes implantados.

Volver a la nota Cruda realidad de la sequía en el campo

Redacción Fortunaweb con Bolsa de Comercio de Rosario

9-1-2012

Ya no se permiten comentarios en este artculo