FORTUNA WEB

Youtube

G Plus

Facebook

Twitter

 

Economía

12/01/2012

Mujica y Rousseff preocupados por proteccionismo argentino

Mientras que el presidente uruguayo y funcionarios brasileños analizan las nuevas trabas a las importaciones impuestas por el Gobierno, empresarios e industriales argentinos expresan que es una forma de proteger la producción nacional y defender las reservas.
argentina-brasil-uruguay

La polémica por la resolución 3.252 de la AFIP que establece la Declaración Jurada Anticipada de Importaciones (DJAI) alcanzó a los socios del Mercosur, y tanto Uruguay como Brasil coincidieron en que la política “proteccionista” de Argentina complica el intercambio comercial.

El presidente de Uruguay, José Mujica, admitió que en su país le piden que le declare “la guerra” comercial a la Argentina por las trabas impuestas a sus productos, pero advirtió “no vamos a poner el riesgo de matar la gallina de los huevos de oro que se llama turismo”, por la gran cantidad de argentinos que visitan ese país, especialmente en la temporada veraniega.

“Hoy todos sabemos que la Argentina ha adoptado una política interior que nos gustará o no pero es su política democrática, de su gobierno elegido. Que tiene un proteccionismo y que tranca el intercambio comercial“, sostuvo el mandatario en su programa semanal por una radio uruguaya, reproducida por el sitio web del diario El País.

El mandatario uruguayo alegó que “la política exterior con la Argentina debe ser cuidadosa para proteger al turismo”.
“Esto es una de cal y una de arena”, graficó Mujica, quien acotó que “Punta del Este no existiría si no fuera por ellos“, en alusión a los turistas argentinos.

Asimismo, el nuevo control a las importaciones adoptado por Argentina, causó “preocupación” en el gobierno brasileño, por lo cual el Ministerio de Desarrollo, Industria y Comercio Exterior (MDIC) de ese país “estableció contacto con el gobierno argentino para evaluar mejor los posibles impactos para los exportadores brasileños” de bienes de consumo.

Así lo consignó el organismo en una nota, según publicó el diario O Estado de Sao Paulo. El miembro fundador de la Comisión de Defensa de la Industria Brasileña, Manolo Canosa, opinó que la decisión argentina es “proteccionista”, pero esperable ante la entrada de productos asiáticos más baratos. “Para el que exporta, como nosotros, es una medida proteccionista, pero son nuevos tiempos. Cada uno tiene que cuidar su propia quinta, si no viene otro de afuera y se la toma”, analizó.

En contrapartida, entidades representativas de pequeñas y medianas empresas locales avalaron la medida. La Confederación General Económica justificó que las normas para regular las importaciones “son indispensables para proteger el trabajo argentino y fortalecer el superávit fiscal”. Además, en un comunicado refutó las críticas de otras entidades empresarias al juzgar que esas opiniones “han sido apresuradas; en la Secretaria de Comercio Exterior se pueden plantear todas las inquietudes y se están dando respuestas muy ágiles a las importaciones día a día”.

En la misma sintonía, el secretario de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa, Vicente Lourenzo, manifestó que la institución “no ve ningún tipo de inconveniente, es un trámite más” y aseguró que “es una forma de ir ordenando las importaciones”.
“Estamos satisfechos con esta forma de manejar la protección a las pymes”, respaldó en declaraciones a radio El Mundo. Lourenzo admitió que por la aplicación de licencias no automáticas “actualmente puede haber algún faltante temporario” de electrodomésticos pero fundamentó que “preferimos que haya algún faltante y que se siga protegiendo el empleo argentino”.

En cambio, el ex presidente de la Unión Industrial Argentina, Héctor Méndez, enfatizó en declaraciones radiales que “siempre las limitaciones son antipáticas y en la industria provocan preocupación”. “Entiendo la necesidad del Estado de proteger las importaciones, primero en defensa de la industria nacional y segundo en defensa de las reservas, pero creo que hay que buscar un equilibrio, que a veces es delicado, entre una cosa y otra, porque si se paran las líneas (productivas) el daño es mucho más grande”, razonó.

Redacción Fortunaweb con DyN

12-1-2012

Archivado en: , , , , , , , , ,

 

 

Expertos