FORTUNA WEB

Youtube

G Plus

Facebook

Twitter

 

A fondo

18/01/2012

Argentina crecerá 3,7%, según el Banco Mundial

En su informe "Incertidumbre y vulnerabilidad", la institución crediticia analiza cómo afectará la tormenta financiera europea a los mercados. Cuáles serán los frenos para los países en desarrollo en 2012.
Para Pedro Alba, del Banco Mundial, pagar las deudas "va a traer inversiones a la Argentina".
Para Pedro Alba, del Banco Mundial, pagar las deudas "va a traer inversiones a la Argentina".

El Banco Mundial proyectó que la economía de la Argentina crecerá 3,7% este año, en el marco de una desaceleración de los principales países socios (China y Brasil) y de una abrupta recesión en gran parte de los países del sur de Europa.

El informe de perspectivas económicas, difundido en Washington y titulado precisamente “Incertidumbre y vulnerabilidad”, advierte que “la tormenta financiera que afecta a Europa se ha propagado a los países en desarrollo y a otras naciones de ingreso alto, los cuales anteriormente no habían sido perjudicados”.

Ese “contagio”, agrega, hizo caer bruscamente los flujos de capital a los países en desarrollo y redujo “significativamente” el ritmo de expansión de países como Brasil e India, y en menor medida en Rusia, Sudáfrica y Turquía.

Así, pese a las mejoras en Estados Unidos y Japón, el comercio mundial se frenó de manera drástica (crecerá sólo 4,7%) y las perspectivas “son bastante inciertas”.

En ese marco el Banco Mundial espera que la economía mundial crezca 2,5% en 2012; prevé un alza de 1,4% para los países de alto ingreso; y un aumento de 5,4% para las naciones en desarrollo.

El informe prevé para la Argentina una “demanda externa más débil”; “deterioro en los términos de intercambio”; menores estímulos internos; y descenso del consumo privado y la inversión.

La proyección del BM es más pesimista que la difundida por la Comisión Económica para América Latina (CEPAL) a fines de diciembre, cuando calculó que la Argentina crecerá 4,8% en 2012.

El Banco Mundial cree que el deterioro de la economía global “podría durar más que el de la crisis de 2008-09, debido a que los países de ingreso alto ya no tienen los recursos fiscales o monetarios necesarios para rescatar a la banca o estimular la demanda interna, como lo hicieron entonces”.

Los países en desarrollo, en tanto, “todavía cuentan con algún espacio para maniobrar en el frente monetario”, pero las circunstancias “podrían obligarlos a un recorte del gasto procíclico, especialmente si se agota el financiamiento para cubrir el déficit fiscal”.

Según el BM, cualquiera sean los resultados reales en la economía mundial en 2012 y 2013, el crecimiento de los países de ingreso alto “será débil, a medida que luchan para modificar su deteriorado sector financiero y equilibrio fiscal”.

Los países en desarrollo, por su parte, “cuentan con menos espacio fiscal para responder ante una nueva crisis” y “tendrán que buscar el crecimiento en el propio mundo en desarrollo”.

“Si la situación de los países de ingreso alto empeorase y hubiera una segunda crisis mundial, los países en desarrollo tendrán que operar con menos capital, menos oportunidades comerciales y menos apoyo financiero para las actividades públicas y privadas”, alerta el Banco Mundial.

El informe concluye que “ante un panorama tan incierto, los países en desarrollo deben evaluar sus fragilidades y preparar planes de contingencia para responder a una desaceleración económica.

Redacción Fortunaweb con Télam

18-1-2012

Archivado en: , , , , , ,

 

 

Expertos