FORTUNA WEB

Youtube

G Plus

Facebook

Twitter

 

Economía

18/02/2012

Cómo se hará la sintonía fina

Consumo sin boom. Crecer del 7 al 4%, consumir del 8 al 4% y mantener un desempleo del 6,5/7% para el 2012 sería un aterrizaje suave sin impacto social.
BÁSICO. La gente no quiere perder poder de compra y está dispuesta a defenderlo con todas las herramientas disponibles.
BÁSICO. La gente no quiere perder poder de compra y está dispuesta a defenderlo con todas las herramientas disponibles.
BÁSICO. La gente no quiere perder poder de compra y está dispuesta a defenderlo con todas las herramientas disponibles.

Descifrar el escenario actual exige dejar de lado algunos preconceptos o análisis basados en experiencias del pasado.

El mundo está sufriendo una fenomenal transformación demográfica, económica, social y geopolítica en la que prácticamente nadie puede asegurar tener la “receta del éxito”.

Ello da lugar al surgimiento de versiones “sui generis” de modelos económicos o sociales que obligan a poner a un lado los viejos manuales y tratar de comprender con la mente abierta de qué se trata lo nuevo, cuál es lo lógica que lo sustenta y qué riesgos entraña.

El gobierno K definió, por ejemplo, desde un principio, que el estímulo al consumo interno se convertiría prácticamente en una política de Estado.

Comprendió, acertadamente hasta aquí, que la gente necesitaba cerrar la herida narcisista que le habían dejado la recesión y la crisis del 2001/2002.

Y que una muy buena manera de hacerlo era recuperar su identidad desgajada a partir de la recuperación de sus posibilidades de compra.

Cambiar el auto, comprar por primera vez una moto, irse de vacaciones, acceder a la tecnología, y volver a poner primeras marcas en el placard y sobre la mesa, podría parecer, para algunos, una expectativa menor y hasta trivial.

Pero para una sociedad prototípica de clase media, en la que dejar de ser de clase media implica prácticamente dejar de ser, y que venía de un derrumbe y una frustración tan inesperada como paralizante –caída del PBI del 18% en cuatro años, tasa de desempleo del 25% y de la pobreza del 55%- , no resultaba nada banal recuperar elementos tangibles que le permitiesen demostrar su pertenencia.

Vea esta nota completa en la edición impresa de la revista NOTICIAS.

Archivado en: , , , , , ,

 

 

Expertos