FORTUNA WEB

Youtube

G Plus

Facebook

Twitter

 

Economía

24/02/2012

The Economist deja de publicar estadísticas oficiales del país

Afirmó que la intervención al INDEC es una estafa para los inversores y reconoció que existe abuso de poder extraordinario para un gobierno democrático. Qué otras críticas realizó sobre las estadísticas locales.
THE ECONOMIST. Lapidaria con las estadísticas del INDEC.
THE ECONOMIST. Lapidaria con las estadísticas del INDEC.
THE ECONOMIST. Lapidaria con las estadísticas del INDEC.

“Lo que parece haber comenzado como un deseo de evitar malos titulares (en los diarios), y en un país con una historia de hiperinflación, ha llevado a la degradación del INDEC, que en el pasado ha sido una de las mejores oficinas de estadística de América Latina”, relata The Economist.

Y agrega: ahora “sus instalaciones están cubiertas de carteles de apoyo de la presidenta, Cristina Fernández de Kirchner. El personal independiente ha sido reemplazado por los autodenominados ‘Cristinistas’. Y en un abuso de poder extraordinario para un gobierno democrático, economistas independientes se han visto obligados a dejar de publicar sus propias estimaciones de la inflación por las amenazas de persecución y multas”.

“Imagina un mundo sin estadísticas. Los gobiernos andarían a tientas, los inversores desperdiciarían su dinero y los electorados deberían luchar para que sus gobernantes rindan cuentas. Esta es la razón por la que The Economist publica más de 1.000 gráficos cada semana en temas como producto, precios y empleo de un grupo de países”, apunta  el artículo. Luego añade: “No podemos estar seguros de que todos estos datos son confiables. Las oficinas de estadísticas varían en su sofisticación técnica y habilidad para resistir la presión política. Los números de China, por ejemplo, pueden ser poco fiables y Grecia subestimó su déficit con desastrosas consecuencias. Pero en general, los gobiernos obtienen sus estadísticas de buena fe. Aunque hay una clara excepción. Desde 2007 el gobierno argentino ha publicado índices de inflación que casi nadie cree”.

A través de estas aclaraciones la publicación dispuso no publicar cifras que intentan “engañar a los votantes y estafar a los inversores”. En contrapartida, anunció que utilizará los datos de la consultora PriceStats, con base en los EE.UU. y fuera del alcance del gobierno argentino

24-2-2012

Archivado en: , ,

 

 

Expertos