FORTUNA WEB

Youtube

G Plus

Facebook

Twitter

 

Economía

20/04/2012

Lorenzino enfrenta al G-20, el FMI y el BM mientras su vice avanza con YPF

Mientras el ministro de Economía participa de las tensas reuniones en EE.UU., Axel Kiciloff gana poder y confianza en el Gobierno con su puesto en la petrolera y el manejo de la cartera económica en ausencia de su jefe.
VICE PODEROSO. Kicillof gana protagonismo en el entorno cercano de Cristina, mientras Lorenzino se reune con el G-20, el FMI y el BM en EE.UU.
VICE PODEROSO. Kicillof gana protagonismo en el entorno cercano de Cristina, mientras Lorenzino se reune con el G-20, el FMI y el BM en EE.UU.
VICE PODEROSO. Kicillof gana protagonismo en el entorno cercano de Cristina, mientras Lorenzino se reune con el G-20, el FMI y el BM en EE.UU.

La exposición del joven economista en el inicio del debate de la ley enviada por el Poder Ejecutivo al Parlamento, las repercusiones posteriores en el debate y hasta la tapa de la revista femenina Vanity Fair mostraban a Axel Kicillof como el cerebro económico de CFK y una estrella con luz propia. Tan potente se hizo su brillo que, por unos días, muchos se olvidaron que el sucesor de Amado Boudou como ministro del área es Hernán Lorenzino y no Kicillof, su vice.

Mientras Kicillof trabaja contrarreloj como subinterventor de YPF, para que el Congreso apruebe el proyecto de ley sobre la expropiación del 51% de acciones de la petrolera en manos de Repsol y secundar a De Vido en la búsqueda de nuevos inversores; su jefe, el ministro de Economía Lorenzino, concentra la atención y comentarios de sus pares del Grupo de los 20 reunidos hoy en Estados Unidos.

El tema Repsol-YPF no está en la agenda del cónclave, que en gran parte se centra en la crisis internacional y las medidas que están tomando cada uno de los países más afectados, pero cómo evitar ser vocero del Gobierno nacional en esta circunstancia y en ese foro político.

En declaraciones previas a la reunión, Lorenzino manifestó que la expropiación del 51% del paquete accionario de YPF, cuyo proyecto está en tratamiento en el Congreso, no iba a ser abordado por el G-20, porque es una cuestión bilateral entre la Argentina y España. Y aunque no fue a eso, como titular del Ministerio de Economía argentino, Lorenzino será, de alguna manera, el centro de las miradas y los interrogantes.

Además, esta reunión tiene un ingrediente adicional; México, España, EE.UU., entre otros países, analizan cuál será la reacción del grupo frente a la decisión expropiatoria de la Presidenta CFK a la empresa Repsol.

De hecho, así como lo propuso el diario estadounidense Wall Street Journal desde un editorial este miércoles, existe la posibilidad de que la Argentina sea apartada del G-20 hasta tanto normalice la situación expropiatoria con la petrolera española.

Esos y otros países ya evaluaban penalizar al país por las restricciones a las importaciones, como hizo en su momento el Gobierno de Obama con el sistema generalizado de preferencias (SGP), una medida que intenta imitar la UE y cuya propuesta hoy aprobó por mayoría el Parlamento europeo. Hace unos días México había pedido una mediación ante la OMC por el proteccionismo argentino y el mes pasado un grupo de 40 países, entre ellos los de la UE y los EE.UU., presentaron una declaración contra la política de importaciones de la Argentina.

Hernán Lorenzino participa esta tarde en Washington de la reunión de ministros de Hacienda y presidentes de los bancos centrales de los países miembros del G-20 donde, no a nivel oficial pero si en conversaciones informales, será un tema caliente la expropiación en YPF. Y mañana le toca otro foro en dónde tampoco le será fácil eludir el tema YPF, Lorenzino participará de la asamblea del FMI y el BM junto a la delegación argentina invitada al encuentro, con el  secretario de Finanzas, Adrián Cosentino, la vicejefa de Gabinete del Ministerio de Economía, Analía Tello, y el subsecretario de Servicios Financieros, Guido Forcieri.

20-4-2012

Archivado en: , , , , , , , ,

 

 

Expertos