FORTUNA WEB

Youtube

G Plus

Facebook

Twitter

 

Negocios

27/04/2012

Cómo resolver los conflictos en la empresa familiar

Consejos para mejorar la comunicación y manejar los cambios que ponen en riesgo la estabilidad de las relaciones de los miembros.
0427_empresa_familiar_504_ced
DESAFÍO. El gran reto de la empresa familiar es el manejo de los conflictos entre los integrantes que participan de la gestión.

A medida que la familia crece con cada generación, sus miembros van teniendo diferentes intereses, valores, metas, esperanzas y expectativas.

Aparecen los conflictos y los miembros de la familia se separan, minando la energía de la empresa, los objetivos y el compromiso con la continuidad.

Por eso otro gran reto de la empresa familiar, es el manejo de los conflictos.

Cómo mejorar la comunicación

Oír es un proceso físico e implica poner en funcionamiento nuestro aparato auditivo para percibir ruidos y traducirlos en nuestro cerebro.

Escuchar es un proceso intelectual y emocional de nivel superior dentro del proceso de oír e implica un momento en el cual quien escucha da sentido e interpreta lo que oye.

Escuchar de forma eficaz es básicamente discernir y dar significado al mensaje de quien habla y por tanto es lograr el objetivo de la comunicación.

Los cambios en la empresa familiar

En el caso de las empresas familiares, los empresarios también saben que cualquier cambio en la empresa puede poner en riesgo la estabilidad de las relaciones familiares.

Por eso muchas veces no estarán dispuestos a pagar el precio emocional que puede importar un cambio en la empresa.

Aún cuando ya existan algunos problemas familiares, no quieren asumir el riesgo de que aparezcan unos nuevos o que se agraven los existentes.

Por eso muchas veces, ante las alternativas de cambio, terminan postergándolo o manteniendo un status quo.

A quién recurrir para hacer un protocolo familiar

Una de las cuestiones previas que tiene que enfrentar una empresa familiar que desea abordar la elaboración de un protocolo familiar es elegir al consultor.

Esta elección, de modo contrario a lo que pudiera parecer no es tarea fácil, no sólo por la razón de que existen muchos profesionales que pueden confundir al empresario pues saben de temas relacionados con sus problemas (legales, tributarios, de gestión, emocionales) pero “no saben” de empresas familiares, sino por cuanto tampoco están claras las virtudes que debe tener un consultor para dedicarse con éxito a conducir esos procesos que denominamos “protocolos familiares”.

Traspaso: el talón de Aquiles de las empresas familiares

A los problemas propios de cualquier empresa, a las pymes familiares se les suma el desafío adicional de equilibrar estrategias de negocios y asuntos de familia.

En ese contexto, programar la sucesión es uno de las temáticas menos atendidas.

Reuniones de la familia empresaria

En las empresas familiares se suelen encontrar dos grupos de familiares, los de “adentro” y los de “afuera”. Los de “adentro” son aquellos que trabajan en la empresa y suelen conversar sobre los temas de la empresa en las reuniones familiares, mientras que los de “afuera” son aquellos otros familiares que no trabajan en la empresa y por eso ven la empresa de una manera distinta y pueden estar menos dispuestos a conversar sobre temas de la empresa en las reuniones familiares.

Por eso resulta necesario distinguir las reuniones de la familia de las reuniones de la familia empresaria.

Uno de los objetivos más importantes de las reuniones de la familia empresaria debe ser la atenuación de esa diferenciación entre los de “adentro” y los de “afuera”.

Para ello las reuniones deben ser planificadas de manera que se pueda contar con la participación del mayor número de miembros de la familia.

Fuente: www.tuempresafamiliar.com

27-4-2012

Archivado en: , ,

 

 

Expertos