FORTUNA WEB

Youtube

G Plus

Facebook

Twitter

 

Editor

21/05/2012

España multará a encapuchados en manifestaciones

El borrador de la nueva Ley de Seguridad Ciudadana considera como falta "grave" el uso "indebido" de prendas u objetos que cubran el rostro durante alteraciones del orden público. Costo de la infracción.
Encapuchados

El borrador de la nueva Ley Orgánica de Seguridad Ciudadana, sobre el que está trabajando el Ministerio del Interior, considera como falta “grave” el uso “indebido” de prendas u objetos que cubran el rostro durante alteraciones del orden público, según publica el sitio 20minutos.es

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha explicado que la reforma todavía está en fase de borrador y que la intención es aprobar el proyecto de ley en el Consejo de Ministros antes de que termine el actual periodo de sesiones del Congreso.

El objetivo de estas modificaciones es “disuadir” y atajar posibles comportamientos violentos contra las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad durante protestas, concentraciones o celebraciones.

Según publica el sitio abc.es, que ha tenido acceso al texto, las infracciones se tipifican en tres clases: “muy graves”, a las que se aplicaría una sanción entre los 30 mil euros y los 300 mil euros; “graves”, en las que la sanción oscilaría entre los 3 mil a los 30 mil euros; y “leves”, con una sanción entre los 300 y los 3 mil euros.

Se prevé también ampliar el plazo de prescripción de las infracciones y la reincidencia será un agravante.

Fuentes del Ministerio del Interior han confirmado a 20minutos.es que todas estas consideraciones están incluidas en el borrador.

Así, la desobediencia y la falta de respeto a la autoridad serán consideradas como falta “grave” o “muy grave”, siempre que no sean constitutivas de delito, en cuyo caso se aplicaría el Código Penal.

Se prevé ampliar el plazo de prescripción de las infracciones y la reincidencia será un agravanteDentro de la categoría de las infracciones “graves” se encontraría también el uso indebido de uniformes, trajes, insignias, condecoraciones oficiales; y el uso de capuchas, escafandras, cascos o cualquier otro tipo de prenda u objeto que cubra el rostro, siempre durante actos violentos.

Aquí podrían entrar desde máscaras como las de Anonymous, muy populares en las últimas movilizaciones del 15-M, hasta pañuelos o bufandas que cubran la cara.

21-5-2012

 

 

Expertos