FORTUNA WEB

Youtube

G Plus

Facebook

Twitter

 

A fondo

24/06/2012

Gustavo Grobocopatel: “El Estado desconfía de las empresas”

El presidente del Grupo Los Grobo señala la desconfianza mutua entre el Gobierno y las compañías privadas.
gustavo grobocopatel
REFERENTE. Gustavo Grobocopatel, presidente del Grupo Los Grobo, protagonista de la tapa de esta edición de la revista Fortuna.

El grupo que encabeza, Los Grobo, tiene actualmente 235.000 hectáreas productivas alquiladas en la Argentina (80.000), Brasil (60.000) y Uruguay (95.000).

“El agro tiene para aportar muchas de las soluciones a los problemas que hay hoy”, afirma Gustavo Grobocopatel, presidente de este pool agropecuario, que no sólo se dedica a la producción de commodities, sino que intenta darles valor agregado a través de la tecnología y de otros negocios relacionados con el campo e incluso está en el rubro de la alimentación (con una fábrica de pastas).

Su esquema de negocios es un caso de estudio de Harvard. No es casual, entonces, que haya sido una de las estrellas cuando disertó en 4º Congreso de Economía y Negocios de la Fundación Libertad que se llevó a cabo en la ciudad de Rosario. Allí, el empresario presentó los desafíos del sector agropecuario de cara al mediano plazo basados en el desarrollo sustentable que permitirá reemplazar los combustibles fósiles por combustibles vegetales.

En diálogo con revista FORTUNA, Grobocopatel explica que “una planta es como una especie de fábrica que en lugar de tener chimeneas que emiten dióxido de carbono, lo consumen. Por eso digo que se parecen más a una planta industrial que a una planta verde”. Pero hay muchos otros temas relacionados al campo,  y que en particular afectan a este sector tan importante de la economía local, que también recorre durante la charla.

Fortuna: ¿Qué pueden generar estas “fábricas verdes”?

Grobocopatel: Se puede extraer energía, bioplásticos, medicinas, encimas de uso industrial y mucho más. Creo que esas plantas pueden ser el corazón productivo del desarrollo sustentable del siglo que viene. Esto se da por el desarrollo de la biotecnología a través del cual uno puede inventar la fábrica que quiera. Si a esto le agregamos un alineamiento de esta tecnología con la electrónica, por ejemplo, con energías satelitales para darle al suelo un uso más correcto, estamos ante una plataforma nueva y de gran potencial.

Fortuna: ¿Estamos en presencia de la gran alternativa para afrontar la crisis energética que amenaza al país?

Grobocopatel: Es sin dudas la solución al problema y estamos trabajando para lograrlo. Hoy, la empresa Bioceres, de la cual formo parte, tiene un convenio con YPF para transformar celulosa en etanol. Eso permitiría extraer combustible de plantas vivas y no de petróleo. Me parece que pensar la matriz energética de mediano y largo plazo de esta manera permitirá ver en los agronegocios más soluciones que problemas.

Continuar leyendo la nota de tapa en esta edición de la revista Fortuna

23-6-2012

Archivado en: , , , , , , ,

 

 

Expertos