FORTUNA WEB

Youtube

G Plus

Facebook

Twitter

 

Economía

26/06/2012

El fifty-fifty de Perón, Moyano y Cristina

La aspiración del expresidente choca contra el actual impuesto al trabajo que la CGT pide eliminar y los subsidios del Gobierno que benefician sin discriminar. La pelea entre la Presidenta y el líder sindical a horas del acto en Plaza de Mayo.
PUGNA. Hugo Moyano, Cristina Fernández y Héctor Recalde.

“Los argentinos siempre hablamos del fifty-fifty. El problema es cómo se distribuye. Todos, con ingresos bajos y altos, están subsidiados en transporte, en agua, combustibles”, decía hoy Cristina Fernández durante un acto celebrado en Casa Rosada como presentación programa de créditos para jubilados denominado “Argenta”.

“Los abogados laboralistas -continuaba la Presidenta en su discurso-, aquí veo a Héctor Recalde, dicen a esto salario indirecto, que es la parte del salario que te la paga el Estado a través de subsidios”.

Mientras CFK hablaba del 50% y 50%, y lanzaba críticas contra Hugo Moyano por egoísta, el abogado de la CGT y diputado por el FpV, escuchaba estóico las palabras de la Presidenta desde la primera fila de asientos.

Un 50 y 50 que siempre vuelve

Hace poco más de un año, en un acto multitudinario por el Día del Trabajador, desde un escenario montado en la avenida 9 de julio, Hugo Moyano pedía la reelección de CFK para que “Perón y Kirchner descansen en paz”.

Eran tiempos en donde el líder de la CGT y la Presidenta tenían diálogo y encuentros de trabajo.

Ni el camionero se refería al Gobierno como una “dictadura”, ni la primer mandataria hablaba de medidas de fuerza “destituyentes” de la central obrera o sus sindicatos, como el reciente paro de los transportistas de combustibles enlistados en Camioneros, que maneja el hijo de Moyano, o la convocatoria para este miércoles a una huelga y movilización a la Plaza de Mayo de la central sindical.

Aquel 29 de abril de 2011, mientras recordaba la gestión de Néstor Kirchner, Hugo Moyano calificó de “revolucionaria” la implementación de la asignación por hijo y se mostraba confiado en lograr “el fifty-fifty” en la participación de los trabajadores: “Vamos camino decididamente a lograr el fifty- fifty que nos habló el general” Juan Perón, en cuanto a la participación de los trabajadores.

En la actualidad, y en particular en el gremio que le dio el poder, pero también en otros que mañana se harán presentes en la plaza, Moyano ve cada vez más lejos esa aspiración de la que hablaba el general.

Más allá de que su gremio obtuvo finalmente el 30% de aumento salarial reclamado, Moyano redobló la apuesta con la demostración de fuerza que prepara para este miércoles, ahora por la reivindicación aún no conseguida: la suba del piso de Ganancias y la baja del tope de ingresos para recibir el salario familiar.

Precisamente a esto se referió hoy en el acto la Presidenta y nuevamente cargó contra el líder de la CGT. “La inmensa mayoría, el “81% de los trabajadores registrados” en el país no paga el impuesto a las ganancias, y se quejó de quienes consiguen subas salariales por “capacidad de presión para ver cuánto pueden perjudicar al otro”.

Para finalizar con el tema, CFK aclaró “El impuesto a las ganancias, que es un impuesto a los altos ingresos, existe en todas las partes del mundo” y puntualizó que “de los más de 9 millones de trabajadores registrados sólo “el 19% paga” Ganancias.

Por estos dichos, se deduce que la Presidenta considera un salario de $ 5.800 como altos ingresos, así como el INDEC considera que una familia que gana $ 1.424 no es pobre o que la inflación no es la que marcan los precios del supermercado.

26-6-2012

 

Archivado en: , , , , , , , , ,

 

 

Expertos