FORTUNA WEB

Youtube

G Plus

Facebook

Twitter

 

Editor

22/07/2012

Raúl Bianchi: “El vino no es un negocio brillante”

El presidente de la conocida bodega familiar habla de la poca rentabilidad que tiene ahora ese negocio y del casi nulo crecimiento del sector. Sin embargo, Bianchi sigue apostando a la inversión. Dólar, inflación y exportaciones. El lanzamiento en agosto de la marca Leo.
bianchi

La nueva planta de producción de la bodega Valentín Bianchi, ubicada en San Rafael, demandó una inversión de $ 45 millones, de los que 19 millones corresponden a un crédito otorgado por el BICE.

Los nuevos 6.000 metros cuadrados de La Champañera, como llaman a la flamante bodega, permitirán aumentar casi en un 70% la producción de vinos y espumantes.

La inauguración (hace apenas seis meses) tuvo el ingrediente previsto de la asistencia de Cristina Fernández de Kirchner con una nota curiosa: simultáneamente, inauguró por teleconferencia la nueva estación terminal de ómnibus de San Rafael, bautizada Néstor Kirchner y concesionada a la misma empresa que explota la terminal de Retiro.

Fortuna: Cómo empresario, debe estar orgulloso de que a la inauguración de la terminal de ómnibus fuera Alicia Kirchner y que la Presidenta le diera más importancia a La Champañera.

Bianchi: Lo estoy. Más allá del color que uno tenga en el pecho. Fue muy especial la visita de la Presidenta. En vez de contarle lo que necesitábamos, en un momento le di una carpeta. Se la pasó a Oscar Parrilli, y mientras ella saludaba a la gente, Parrilli leyó los puntos más importantes, y no sé cómo fue que cuando leyó el discurso, ella dijo: “Señor Bianchi, yo le voy a poner el avión una vez por día a San Rafael, le voy a quitar el 12% del impuesto al champán”. Los puntos más importantes que le había puesto en la carpeta, en público, me los dio.

Fortuna: ¿Cómo se va a orientar el negocio del vino en los próximos años? 

Bianchi: Es como en los niveles sociales: cada vez se divide más entre los vinos de media y alta gama y los de bajo precio. El vino de bajo precio tiene que ser el competidor de la cerveza y tiene que desarrollar un nicho propio. Nosotros somos de media y alta gama, y nuestro nicho, probablemente, se achique en volúmenes, pero tiene que mejorar en rentabilidad porque, en las condiciones que estamos, es mala. Tenemos muchos problemas con el equilibrio entre los insumos, lo que importamos y lo que vendemos. Las relaciones comerciales se han distorsionado.

Seguir leyendo la nota de tapa en esta edición de revista Fortuna

21-7-2012

Archivado en: , , , ,

 

 

Expertos