FORTUNA WEB

Youtube

G Plus

Facebook

Twitter

 

Economía

13/08/2012

Para el INDEC, se puede comer con menos de $ 6 por día

Según el organismo oficial, un matrimonio y dos hijos pueden hacer las cuatro comidas con $ 23. Con ese ingreso diario no son indigentes. Qué incluye la canasta alimentaria.

Aunque parezca increíble, las recientes cifras que difundió el INDEC dan a entender que un argentino puede alimentarse (no aclara si desayunar, almorzar, merendar y cenar) con casi $ 6 por día.

Esa cifra, paupérrima, sirve para comprar apenas medio paquete de yerba de 1/2 kilo, o un pancho y una Coca-Cola, con suerte y en oferta.

La medición ofical estima que la canasta básica alimentaria para una familia tipo cuesta $ 688,37 al mes o $ 23 por día: eso significa menos de $ 6 por integrante para cubrir sus necesidades proteícas, calóricas, vitamínicas de subsistencia.

Según el organismo, la canasta alimentaria para un matrimonio con dos hijos a ese precio incluye pan, galletitas, carne, pollo, leche, café, te, quesos, huevos, dulces, hortalizas, frutas, verduras y bebidas en las cantidades suficientes para satisfacer los requerimientos normativos kilocalóricos y proteicos imprescindibles según el sexo y la edad de los integrantes de la familia.

Esto, aunque dudoso en los hechos, por los valores reales de los supermercados, almacenes de barrios e incluso en las ferias itinerantes que el propio Gobierno nacional promueve, implica que con esos $ 668 y monedas una familia no es indigente. Si no llega a esa cifra, su indigencia es certificada por el INDEC.

Desde ese dato de canasta básica alimentaria se elabora la canasta básica total, que establece el umbral de la pobreza.

Este tipo de distorsiones entre una medición y la realidad, demuestra porque el INDEC pudo presentar una inflación para julio del 0,8% y cómo es que el Gobierno reconoce una baja de la pobreza y la indigencia.

La semana pasada, cuando se conoció el IPC oficial, se aclaraba que el alza del índice oficial fue liderada por los alimentos y bebidas (0,6%), sector con mayor incidencia en la canasta, con subas del 2,9% en verduras, 2,7% en frutas y 0,6% en lácteos y huevos. Por su lado, el índice de las consultoras privadas que presentan diputados opositores en el Congreso dio 1,7%, más del doble que la del INDEC.

Pero más allá de las mediciones, el bolsillo de los consumidores es el que tiene la última palabra y la verdad revelada.

13-8-2012

 

 

Expertos