FORTUNA WEB

Youtube

G Plus

Facebook

Twitter

 

Economía

21/08/2012

Crece rebelión provincial contra el Pacto Fiscal

El conflicto por los fondos coparticipables entre la Nación y los gobernadores suma nuevos protagonistas. La asfixia de sus cuentas públicas ya comprete a tres distritos. Qué reclama cada uno.
0821_gobernadores_504
AVANZADA. Los gobernadores José Manuel De la Sota, Ricardo Colombi y Antonio Bonfatti le reclaman al Gobierno nacional que les restituya fondos coparticipables para enfrentar sus compromisos en las provincias.

José Manuel De la Sota, Ricardo Colombi, Antonio Bonfatti, quién será el próximo gobernador que le planteará al Gobierno la devolución de los fondos coparticipables que aportan a la Nación con la recaudación de impuestos. Por ahora, sólo esas tres provincias hacen pública su rebelión contra el Pacto Fiscal aunque, en silencio oficialista y alineamiento con el “modelo”, otras sufren los mismos problemas de fondos.

El último en demostrar su descontento fue el gobernador de Santa Fe, Antonio Bonfatti, que este lunes reclamó un “federalismo fiscal renovado para fortalecer a las provincias” y recordó que en las últimas décadas la participación de su provincia en el reparto de los impuestos nacionales cayó un 28%.

“En 1988, por cada $ 100 de impuestos que recaudaba la Nación $ 5 volvían a Santa Fe en concepto de coparticipación y hoy, 25 años después, vuelven apenas $ 3,60 . Es fácil comprobar dónde está el origen de las dificultades”, se quejó Bonfatti, cuya administración está pasando por dificultades financieras y que, como Córdoba, también ha reclamado que la Nación deje de detraer el 15% de su cuota de coparticipación.

Tres en público, más en silencio

Hasta ahora; Córdoba, Corrientes y Santa Fe muestran en público su búsqueda de recuperar, en todo o en parte, el dinero que el Estado nacional se queda de lo producido en sus distritos. El ahogo provincial, que impide cumplir con erogaciones básicas, como sueldos y jubilaciones, justifica la pelea según los gobernadores.

El gobernador cordobés fue el que tomó la delantera, junto a su jefe de Gabinete, Oscar González. A fines del mes pasado, De la Sota había anunciado que se presentaría ante la Corte Suprema de Justicia para reclamar que la Nación destrabe remesas por $ 1.040 millones para la Caja de Jubilaciones de Córdoba, ya acordados en 2011.

Como informó FortunaWeb el 30 de julio, se supo que el Gobierno nacional había reconocido la deuda que reclamaba De la Sota, ya que la Anses tenía un crédito a favor de la provincia por $ 1.011 millones, casi la misma suma que pedía el gobernador.

Sin embargo, con el correr de los días y mientras el gobernador correntino también pedía un trato igualitario en el envío de fondos a las provincias, con un spot en televisión exhibido durante el “Fútbol para Todos”, el Gobierno le explicó a los cordobeses por qué no pagaría la deuda que le reclamaba De la Sota. De inmediato, el gobernador calificó el spot que difundió la Presidencia como una “injustificada agresión al pueblo de Córdoba”.

Entre los argumentos que utilizó la Nación en el spot está que “no puede avalar con fondos un sistema desigual”, en alusión a la Caja de Jubilaciones de Córdoba. Sostiene que esa caja no tiene un tope para los haberes mayores a $ 13.770, como el que rige a nivel nacional. Y, además, el aviso reitera que Córdoba “no armonizó” su sistema con el nacional, algo que sí hicieron las provincias alineadas con el Gobierno nacional.

Lo concreto es que desde que el kirchnerismo está en el poder, Córdoba entregó $ 8.944 millones a la Nación por la detracción del 15% de coparticipación convenida en el Pacto Fiscal de 1992 y en igual período sólo recibió de la administración central $ 4.352 millones para cubrir la mayor parte del déficit de su sistema previsional.

En el ínterin, perdió $ 4.592 millones, al mismo tiempo que el año pasado y este dejó de recibir giros desde la Anses. Y, entonces, el 8 de agosto último la Legislatura cordobesa sancionó una ley por la que abandona el Pacto.

Mientras la pelea entre Córdoba y la Nación continúa, el gobernador de Corrientes, Ricardo Colombi, anunció que se sumaría al reclamo de su par cordobés para exigir que la Nación le pague a la provincia casi $ 1.800 millones en concepto de remesas de coparticipación recortadas y deudas en regalías. El mandatario radical correntino pidió un “trato igualitario en todas las provincias” e insistió con la “discriminación” que sufre Corrientes.

Una de sus declaraciones resume cuál es el problema de fondo, según la visión de los gobernadores no oficialistas. Colombi expresó que “quizás muchos gobernadores no lo expresan para afuera; nosotros no pedimos de más, sólo lo que nos corresponde, queremos que Nación tenga la misma actitud con Corrientes que con las provincias kirchneristas, como nosotros tenemos con cada municipio hacia adentro”.

Colombi, como antes De la Sota, explicó que tiene compromisos (educación, salud, obras públicas), pero al no tener fondos se están comiendo “los ahorros de la provincia”.

La preocupación por la llegada en cuentagotas de los fondos coparticipables desde el Gobierno nacional no existe sólo en las provincias que se quejan, sin embargo otros mandatarios no lo hacen en público o directamente esperan en silencio y su alineamiento los beneficia, como el jujeño Eduardo Fellner, el mendocino Francisco Pérez, el sanjuanino José Luis Gioja, el riojano Luis Beder Herrera, el entrerriano Sergio Urribarri, la catamarqueña Lucía Corpacci, el pampeano Oscar Jorge, el salteño Juan Manuel Urtubey y el santacruceño Daniel Peralta.

21-8-2012

 

 

 

Archivado en: , , , , , , , , , ,

 

 

Expertos