FORTUNA WEB

Youtube

G Plus

Facebook

Twitter

 

Economía

31/08/2012

Dólar “tarjeta”: Con esta brecha era inevitable

Menos mercado, más impuestos y más control, a lo que debe acostumbrarse la clase media, según un análisis del contador Guillermo LoCane.
DOLAR TARJETA. Bajo el análisis del contador Guillermo LoCane.
DOLAR TARJETA. Bajo el análisis del contador Guillermo LoCane.
DOLAR TARJETA. Bajo el análisis del contador Guillermo LoCane.

Menos mercado, más impuestos y más control. A esto deberán acostumbrarse los argentinos. En especial un sector de la clase media que es la más afectada por las últimas medidas.

Indirectamente, desaparece del mercado el dólar oficial para pagar determinados consumos. Nace el dólar “tarjeta”. Con una brecha entre “ofi” y “blue” de casi 40% y un inocultable boom de compras y gastos en el exterior, era inevitable que alguien (AFIP) pensara que el tipo de cambio oficial resultaba demansiado “barato” y decidiera encarecer los consumos imponiendo una percepción, que, por ahora, será del 15% sobre los montos abonados en el exterior con plásticos nacionales. Se incluirá directamente en cada resumen mensual. Como consecuencia, el tipo de cambio real que tendrán de modo implícito estos consumos, será superior al oficial en igual porcentaje. Ayer, el dólar “tarjeta” valía $5,33. Existían dudas con las tarjeta de débito pero por nota aclatoria se las incluyó. Las compras por internet abonadas con tarjetas locales incluidas en las liquidaciónes aludidas, también estarán alcanzadas.

Pero, para continuar la mezcla de lo cambiario con lo tributario, se dice que este recargo podrá ser aplicado para pagar obligaciones impositivas, como Bienes Personales o Ganancias (RG 3378).

Si no es utilizado, prometen devolución. Si es así, técnicamente no sería un nuevo impuesto, pero se le parece mucho. Y ya existen otros casos en que este tipo de percepciones se terminan tranformando en impuestos definitivos. Aparte, si es un recargo para desalentar consumo, cuál es el sentido de prometer devolverlo si no se aplica a pago de impuestos. Todo muy confuso.

Tampoco es un invento argentino. Este tipo de recargos existe en la región. En Brasil es del 6% pero se aplica como impuesto, mientras que acá, se supone que es un pago a cuenta.

Más control: Hay otra medida vinculada con los gastos abonados con tarjetas de crédito. A partir de octubre las emisores de tarjetas de crédito deberán informar a la AFIP el detalle de todos los consumos realizados por los clientes y sus adicionales desde septiembre, tanto en el país como en el exterior, en este caso, identificando el país donde se realizaron los gastos. Antes, sólo debían poner en conocimiento del organismo recaudador aquellos gastos que superaban los $ 3 mil.

Lo dicho: Más impuestos, menos mercado y más control. Acostúmbrese o aprovisiónese de suficiente cantidad de calmantes (de fabricación nacional)

31-8-2012

Archivado en: , ,

 

 

Expertos