FORTUNA WEB

Youtube

G Plus

Facebook

Twitter

 

Economía

05/09/2012

El Gobierno administrará un 25% de las frecuencias 3G de celulares

Lo anunció el ministro de Planificación Federal, Julio de Vido. Suspenden concurso público por ese espacio que ahora será 100% estatal hasta tanto se decida la operatoria a seguir.
JUlIO DE VIDO. Ministro de Planificación Federal.
JUlIO DE VIDO. Ministro de Planificación Federal.
JUlIO DE VIDO. Ministro de Planificación Federal.

El Gobierno decidió hoy dejar sin efecto una licitación de frecuencias destinadas a servicios de comunicaciones personales y radiocomunicaciones 3G, y determinó que sea la empresa estatal ArSAt la que las explote.

Así lo anunció hoy el ministro de Planificación Federal, Julio de Vido, que, en el marco de una conferencia de prensa, no descartó la formación de una comisión similar a la que opera en el área de energía para analizar los “costos” del sector.

En su aparición ante los medios, De Vido señaló que la medida sobre ARSAT fue adoptada “porque cuatro de los cinco oferentes no garantizaban la solvencia financiera necesaria para llevar adelante las inversiones requeridas, en tanto que el quinto, la empresa AMX, del grupo Claro, podría quedar, en caso de otorgársele la frecuencia, en una situación dominante en el mercado”.

El funcionario, que brindó detalles respecto de la resolución 71, por la cual se adoptó la medida, sostuvo que, a partir de ahora, ARSAT manejará casi un 25 por ciento de las frecuencias 3G y una quinta parte del total mercado y que su presencia “garantizará un mayor equilibrio”.ð El funcionario explicó que para la licitación se presentaron cinco oferentes: Nextel Communication, Multitrump, Telecom Personal, Superphone y AMX y señaló, en referencia a las primeras cuatro, que “no se le podía entregar” la frecuencia licitada porque “no garantizaban solvencia”.

Respecto de AMX S.A., del grupo Claro, que sí reunía los requisitos, De Vido explicó que la adjudicación “hubiera generado un proceso de concentración que finalmente terminaría en una situación de monopolio y los argentinos estamos hartos de los monopolios”.

“No queremos generar situaciones en donde empresas que tal vez no sean monopólicas en la prestación del servicio”, con la adjudicación “puedan llegar a serlo”, sostuvo el titular de Planificación.

La licitación había sido convocada el 9 mayo del año pasado, y allí se destacaba que “es política del Estado nacional proveer los medios tendientes a lograr un mejor desarrollo de los servicios de telecomunicaciones procurando un mayor beneficio para los usuarios” y que los emprendimientos debían promover “la inversión y la generación de empleo”.

Según explicó De Vido, “los objetivos (del concurso público) no pudieron cumplirse porque algunas empresas (que se presentaron) no estuvieron a la altura de la circunstancia”, por lo que se decidió que la estatal ArSAt explote “por sí o a través de terceros” las frecuencias que se habían puesto en licitación.
“La presencia de una compañía estatal va a tener un impacto en la estructura de costos” de los servicios de comunicaciones y radiocomunicaciones, sostuvo el ministro, quien aclaró que “no se trata de una estatización”.

La presencia de ArSAt “va a traer equilibrio” en el mercado, planteó.

El funcionario explicó que la nueva participación en el mercado de las telecomunicaciones tendrá a ArSAt con el 20 por ciento, a Claro con el 23 por ciento, a Telefónica con el 29 por ciento y a Telecom con el 27 por ciento.

5-9-2012

Archivado en: , , ,

 

 

Expertos