FORTUNA WEB

Youtube

G Plus

Facebook

Twitter

 

Economía

18/09/2012

Advertencia del FMI a la Argentina

El organismo internacional demoró un anunciado comunicado sobre el país. Lamentaron "la falta de progresos" y anunciaron que podrían "considerar medidas adicionales" si no cambian los métodos de medición.
CHRISTINE LAGARDE. Directora del FMI.
CHRISTINE LAGARDE. Directora del FMI.
CHRISTINE LAGARDE. Directora gerente del FMI.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) postergó el comunicado sobre la situación de las estadísticas argentinas que se iba a dar a conocer el lunes, pero dio una dura advertencia para que el país cambie sus métodos de medición de los datos de crecimiento e inflación.

El directorio del FMI, que se reunió el lunes para evaluar si Argentina había hecho mejoras en el reporte de sus datos económicos oficiales, dijo que “lamentaba la falta de progresos suficientes”, según la agencia Reuters.

El nuevo plazo para la revisión de datos será el 17 de diciembre del 2012, y el directorio anticipó que “podría considerar medidas adicionales en base a la respuesta de Argentina en línea con los procedimientos del FMI”.

En medio de este retraso, la agencia calificadora Moody’s informó que bajó la nota de la Argentina de estable a negativa la perspectiva de la calificación B3 concedida a los bonos argentinos en moneda local y extranjera, ante “la combinación de indicadores poco confiables, pagos de deuda menores a lo debido (en bonos indexados) y la falta de resolución de los atrasos con el Club de París”.

Para la agencia, que además mencionó la nacionalización de YPF sin indemnización y alertó que podría bajar a Caa la nota próximamente, todas ellas son condiciones infrecuentes en países con calificación B y suponen riesgos crediticios subyacentes.

El organismo no dio explicaciones formales sobre la decisión. Pero el silencio obedecería a “negociaciones contra reloj” entre las partes para acordar un texto “que evite conflictos mayores” sobre lo ocurrido en la reunión del directorio, según adelanta La Nación.

Las divergencias podrían derivar en sanciones contra el país. En febrero, tras una evaluación similar, el Gobierno logró prorrogar por seis meses el plazo de su obligación de presentar una reforma de su sistema estadístico. La mayor preocupación del organismo que dirige Christine Lagarde son las mediciones de inflación y de crecimiento económico elaboradas por el Indec.

A pesar de esto, la administración de Cristina Kirchner no está dispuesta a aceptar un nuevo sistema de estadísticas.

18-9-2012

Archivado en: , , , ,

 

 

Expertos