FORTUNA WEB

Youtube

G Plus

Facebook

Twitter

 

Economía

11/10/2012

Aduana endurece el decreto al “régimen de equipaje”

Acotan la entrada de electrodomésticos al país por parte de turistas. Se trata de la reinstauración de un decreto de hace 30 años. En qué consiste.
EN AUMENTO. Se vendieron más electrodomésticos durante el primer trimestre de 2013.
EN AUMENTO. Se vendieron más electrodomésticos durante el primer trimestre de 2013.
DECRETO AL RÉGIMEN DE EQUIPAJE. Alcanza a electrodomésticos y línea blanca que intente ser pasada por Aduana.

El organismo a cargo de la AFIP reinstauró un decreto de hace tres décadas para restringir la entrada de electrodomésticos por parte de turistas. Se trata del decreto denominado “régimen de equipaje”.

A través del decreto 1001, la Aduana tiene la potestad de impedir que turistas ingreses con cualquier artículo de línea blanca y electrodomésticos de gran tamaño.

“Se está aplicando el régimen de equipaje, que siempre existió”, afirmaron a La Nación desde la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), de la que depende la Aduana.

Sin embargo, el Diario Andino adelanta que la medida que impide el ingreso de línea blanca y de artículos grandes comenzó a regir hace un mes en el paso Pino Hachado (cercano a la ciudad de Zapala), y desde la semana pasada en Cardenal Samoré (en Villa La Angostura), entre otros pasos fronterizos.

“En las últimas décadas se había hecho una especie de flexibilización del régimen de equipajes, que fija claramente como parámetros que se permite ingresar al país todo objeto que sea portátil o vinculado al motivo del viaje”, señaló al Diario Andino de la Patagonia el administrador de la Aduana de Bariloche, Galo Guardia. “Lo que pasó es que mientras que hace un año teníamos un caso por semana de objetos voluminosos, en los últimos doce meses fue creciendo ese ritmo hasta llegar a casi 10 casos por día, por ser más baratos en Chile“, admitió.

Expertos en derecho aduanero dijeron al matutino que el llamado “régimen de equipaje” siempre contempló restricciones para el ingreso de bienes. Pero el régimen da también lugar a una elasticidad que permite una aplicación más estricta o flexible, según la interpretación del momento. “Por la variedad o calidad de la mercadería se presume que no es para uso personal, y eso le deja al funcionario una discrecionalidad. Lo que condena el equipaje es la reventa no el uso propio”, explicó un especialista que pidió no ser identificado. “Acá también lo que se está tratando de hacer es proteger la industria nacional y evitar la salida de divisas“, dijo.

11-10-2012

Archivado en: , , ,

 

 

Expertos