FORTUNA WEB

Youtube

G Plus

Facebook

Twitter

 

Editor

30/10/2012

Fitch puso “bajo vigilancia negativa” a la deuda argentina

La agencia de riesgo dice que "hay incertidumbres" sobre las posibilidades de pago de la deuda externa, basándose en el caso de la Fragata Libertad.
La agencia francesa Fitch. Foto: AFP.
La agencia francesa Fitch. Foto: AFP.
La agencia francesa Fitch. Foto: AFP.

La agencia de calificación financiera francesa Fitch colocó “bajo vigilancia negativa” la nota de la deuda argentina a largo plazo, actualmente en nivel “B” (“muy especulativa”).

La decisión se justifica en las incertidumbres en torno al reembolso del porcentaje de la deuda, defaulteada en 2001, que no entró en las reestructuraciones impulsadas por Néstor Kirchner, los bonos en manos de los llamados “fondos buitre”.

La agencia hizo especial énfasis en el caso de la Fragata Libertad, varada en el puerto de Tema, en Ghana, desde el 2 de octubre pasado, gracias a un pedido de embargo del fondo de inversión NML Capital Ltd. El fondo, que tiene sede en el paraíso fiscal de las Islas Caimán, reclama una deuda de 370 millones de dólares.

Según Fitch, “hay incertidumbres sobre la duración del proceso legal”, así como “la manera en que (el veredicto judicial) podría afectar las capacidades del país para pagar su deuda” regida por el derecho norteamericano.

La agencia también expresó sus dudas sobre la voluntad del gobierno de Cristina Fernández de Kirchner de “someterse a la decisión final” de los jueces norteamericanos, teniendo en cuenta que en el pasado Buenos Aires se negó a reembolsar a los que califica como “fondos buitres”.

De hecho, la semana pasada la Presidenta advirtió que los fondos buitres “podrán quedarse con la fragata, pero con la libertad, la soberanía y la dignidad de este país, no se va a quedar nadie”. En el mismo discurso calificó a las agencias de riesgo como Fitch como un “gran verso internacional, gran estafa internacional”.

Fitch prometió seguir de cerca la situación y sostuvo que un impago de la deuda “constituiría un caso de default”, lo que acarrearía una rebaja de la calificación argentina. En cambio, la agencia levantará su vigilancia negativa si el gobierno reembolsa esos bonos, informó la agencia AFP.

 

 

Expertos