FORTUNA WEB

Youtube

G Plus

Facebook

Twitter

 

Economía

03/11/2012

Timerman intenta en Sudáfrica blindar de otro embargo a la averiada corbeta Espora

Está varada en un puerto sudafricano y en la mira del "fondo buitre" que ya embargó a la Fragata Libertad. "Estamos al tanto", dice Ciudad del Cabo.
Corbeta Espora

La visita del canciller Héctor Timerman a Sudáfrica coincidió con renovadas versiones de un posible embargo a la corbeta Espora, una nave que se encuentra atracada en Ciudad del Cabo a la espera de reparaciones, lo que sería una nueva embestida de un fondo buitre contra la flota militar argentina. El ministro de Relaciones Exteriores, que participaba de una reunión de la Comisión Binacional Argentina-Sudáfrica, evitó abundar en explicaciones y señaló que está “seguro de que se aplicará la ley”.

La ministra sudafricana de Asuntos Exteriores, Maite Nkoana-Mashabane, señaló después de reunirse con Timerman que el Ministerio de Defensa de su país “está al tanto” de la situación. “Se le está dando la necesaria atención”, dijo la funcionaria.

Fuentes oficiales aseguraron que no se recibió información sobre un embargo y aseguraron que la visita del canciller se había pautado con anticipación y no está vinculada a las versiones de que uno de los fondos buitre podría pedir el embargo.

La corbeta está esperando reparaciones en el puerto sudafricano, según confirmaron desde el Gobierno, por lo que no puede abandonar la zona.

“Estos barcos no pueden ser embargados según la ley internacional”, aseguró Timerman. “Estamos trabajando para recuperar la Fragata”, en referencia a la fragata Libertad, que lleva un mes retenida en Ghana, donde la Justicia hizo lugar a un pedido del fondo buitre NML Capital, de Elliott Management.

Ghana aceptó la demanda de embargo interpuesta por NML, que reclama a Argentina pagar una deuda de 284 millones de dólares más intereses por bonos soberanos que entraron en mora al final de 2001, en medio de una severa crisis económica.

El Gobierno argentino sostiene, sin embargo, que las autoridades ghanesas incumplen la Convención de Viena al no garantizar la inmunidad de un buque de la Armada. Para liberar la embarcación, la Argentina debería pagar US$ 20 millones como fianza.

Hasta el momento, según el Gobierno hubo 28 intentos de embargo de propiedades argentinas en el mundo, la mayoría de ellas embajadas.

Antes de que el foco se volviera sobre la averiada corbeta, los cancilleres habían emitido un comunicado donde coincidían en reclamar un cambio en las reglas de los organismos multilaterales.

 Nota publicada en la edición impresa Nro. 724 de Diario PERFIL.
Archivado en: , , ,

 

 

Expertos