FORTUNA WEB

Youtube

G Plus

Facebook

Twitter

 

Economía

20/11/2012

Argentina es el cuarto país con más inflación en el mundo

Así lo asegura un informe del Banco Ciudad. Es sobre un total de 183 países. Ranking.
INFLACIÓN. Según datos privados, en Junio subió dos puntos.
INFLACIÓN. Según datos privados, en Junio subió dos puntos.
INFLACIÓN. Argentina, cuarta en el mundo.

Argentina es el cuarto país con mayor inflación en el mundo entero y uno de los únicos tres que no pudieron evitar que la suba de precios supere el 10% en el último año, según un informe del Banco Ciudad.

Sobre un total de 183 países, la Argentina volverá a ubicarse en 2012 en lo más alto del ranking de inflación global, situándose sólo por debajo de Sudán, Sudán del Sur y Bielorrusia y superando a países como Malaui (23%), Etiopía (17%), Burundi (15%) o Yemen (14%).

La inflación volvió a acelerarse en octubre al alcanzar el 1,8% mensual, y se acercó al 25% anual, de acuerdo al denominado IPC-Congreso, realizado por consultoras económicas privadas. El dato más impactante es que la inflación 2012 sigue sistemáticamente por encima de 2011, aún cuando la economía pasó del crecimiento a un virtual estancamiento como consecuencia de la disminución en el consumo interno y del impacto de la crisis internacional.

Con la aceleración reciente, siempre según el crítico informe del Banco oficial porteño, la Argentina volvió a situarse entre los cuatro países con mayor inflación del mundo durante octubre teniendo en cuenta el IPC-Congreso. “En un mundo en el que la inflación es un fenómeno en extinción (incluso entre las economías emergentes que lograron controlarla sin resignar crecimiento), nuestro país se mantiene por sexto año consecutivo entre las 10 naciones con mayor inflación del mundo, escalando 5 posiciones respecto de 2011”, dijo el Banco Ciudad.

Agregó que en 2012 la inflación en Argentina supera a la de Venezuela, que está en el 19%, y quintuplica a la de países vecinos como Brasil, Chile, Colombia, México y Perú, que registran tasas de inflación en el rango del 3 al 6% anual. “La inflación sostenida está provocando distorsiones en la economía que, según se ve, resultan tanto o más gravosas que la propia inflación”, advirtió la entidad bancaria porteña. Y en ese sentido, explicó que la primera distorsión es el “retraso cambiario” y la consiguiente pérdida de mercados y empleos. Como resultado de la inflación, el tipo de cambio real (TCR) perforó el emblemático “1 a 1”: la suba de precios acumulada desde la devaluación de 2002 ya supera la devaluación acumulada en el mismo período.

Desde 2009, el TCR acumuló un deterioro de 32% y, en el transcurso del año, de casi 7%. “La apreciación cambiaria está comenzando a erosionar la rentabilidad de los sectores exportadores y, en consecuencia, la creación de empleo comienza a sufrir las consecuencias”, dijo el Banco. También señaló que el segundo problema es el “retraso tarifario” y la consiguiente explosión del gasto en subsidios, que impulsa el gasto público.

Con Agencias

20/11/2012

Archivado en: , ,

 

 

Expertos