FORTUNA WEB

Youtube

G Plus

Facebook

Twitter

 

Economía

22/11/2012

Las consecuencias del cepo al dólar en los paquetes turísticos

Para algunos, la caída es significativa. Para otros, cambiaron los destinos. Menos Brasil, más Caribe. Qué dicen los operadores.
Menos Brasil, más Caribe.

por Lorena Tapia Garzón (*)

Se acercan las vacaciones de verano y, aunque el cepo al dólar ha vuelto más precavidos a los turistas para salir de vacaciones al exterior, los operadores turísticos aseguran que, por lo general, los destinos del Caribe que afloraron hace unos años siguen siendo de los preferidos a la hora de viajar.

Aunque los operadores consultados por FortunaWeb coinciden en que hubo cambios con el cepo a la compra de moneda extranjera, algunos testimonios son más optimistas que otros respecto de los viajes turísticos.

“Hubo un parate al comienzo de las restricciones (a la compra de dólares), pero al final no cambió nada”, aseguró Rodolfo Santoro, supervisor de ventas de Ati Viajes, quien destacó que este año hay menos viajes a Brasil que el año pasado, pero que se mantienen los viajes a destinos del Caribe y a destinos nacionales.

Por su parte, desde la empresa mayorista de viajes al exterior Juan Toselli International Tours aseguraron que, si bien los turistas se volvieron “más cuidadosos” con el cepo cambiario y que las ventas están un poco más paradas a esta altura del año en comparación con otros momentos, aseguran que “la gente sigue viajando”.

“Los destinos más elegidos son los mismos que el año pasado: Cancún, Isla Margarita, Punta Cana, Brasil, porque son destinos con playas y más baratos que otros”, explicó Javier García, de Juan Toselli.

Menos optimista fue Guido Kireiner, de la agencia de viajes Abax Travel SRL: “La demanda cayó significativamente, por lo menos un 30%”, aseguró. Y ejemplificó: “El año pasado a esta altura no había más lugares para algunos destinos, por ejemplo a México en octubre ya estaban los charter a full, este año ofrecemos menos charters y la demanda no se completó ni cerca”.

Según Kireiner, esta baja en la demanda no sólo bajó en el turista argentino, sino que también son menos los extranjeros que viajan al país. “El turismo receptivo está casi peor que el emisivo: se reciben muchos menos pasajeros que otros años porque la Argentina está súper cara y hay más problemas de inseguridad”.

Y opinó que este año “los argentinos casi no van a viajar”, porque ir al exterior es difícil por el cepo cambiario y también está más caro viajar, y al interior es muy caro. “Ir a la costa argentina es casi igual de caro que ir a Brasil”, asegura.

(*) de la redacción de Perfil.com.

Archivado en: , , ,

 

 

Expertos