FORTUNA WEB

Youtube

G Plus

Facebook

Twitter

 

Economía

01/12/2012

Moreno vuelve a controlar importaciones en enero

El secretario de Comercio armó su conferencia industrial en Tecnópolis y allí pidió "empezar de nuevo con las notas de pedidos”. Preocupación en Brasil.
Capitalismo Nac y Pop. Moreno armó su conferencia industrial en Tecnópolis y la abrió acompañado de Rozenblum (AFAC), Lorenzino y el brasileño Skaf, de la FIESP.
Capitalismo Nac y Pop. Moreno armó su conferencia industrial en Tecnópolis y la abrió acompañado de Rozenblum (AFAC), Lorenzino y el brasileño Skaf, de la FIESP.
Capitalismo Nac y Pop. Moreno armó su conferencia industrial en Tecnópolis y la abrió acompañado de Rozenblum (AFAC), Lorenzino y el brasileño Skaf, de la FIESP.

El secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, tuvo su propio seminario e invitó a su impensado mejor amigo: el titular de la Federación de Industrias del estado de Sao Paulo, Paulo Skaf.

Dos días después de la conferencia industrial de la UIA y a una semana del foro empresario que organiza para el 7D en Brasilia, Moreno ratificó que en 2013 proseguirá la política de control a las importaciones que lleva adelante  en forma paralela a la Aduana.

“En enero hay que empezar de nuevo con las notas de pedidos”, señaló Moreno a un grupo de empresarios convocados en el predio de Tecnópolis, en el marco del seminario “Capitalismo nacional e integración regional”.

Así se refirió a los mails que los empresarios deben enviar a la casilla notadepedido@mecon.gob.ar, con un detalle en paralelo a las declaraciones juradas de importación para poder ingresar productos del exterior. Desde que el Gobierno se aseguró los US$ 10 mil millones de superávit comercial para 2012, los controles se reconocen más laxos, lo que permite ingresar algunos bienes lejos de lo suntuoso, como maquinaria industrial.

Allí, frente al empresario matancero Miguel Saredi –devenido en titular de la Cámara de Exportadores nacional y popular que busca restarle poder a la tradicional CERA, liderada por Enrique Mantilla–, Moreno defendió  la necesidad del control de los precios de los alimentos y de la energía, a los que consideró “vectores de competitividad”.

Uno de los ausentes fue el presidente de la UIA, José Ignacio de Mendiguren, internado por un cuadro de estrés después de haber encabezado la reunión en Cardales con las presidentas Cristina Fernández de Kirchner y Dilma Rousseff.

En competitividad, el Gobierno monitorea la evolución del real. En noviembre, si bien el peso tuvo la mayor devaluación del año, de 1,51 por ciento, la depreciación del real brasileño contra el dólar la triplicó.

Brasil, en alerta

Desde Villa Martelli, donde visitó Tecnópolis, el titular de la Federación de Industrias del Estado de San Pablo, Paulo Skaf, reconoció que tanto los industriales brasileños como los argentinos “están preocupados por la competitividad”, cuestionó los costos en los dos socios y reclamó medidas para crecer más. En esa línea, Brasil pondrá en marcha nuevas medidas de estímulo a la economía después de crecer sólo  el 0,6% el pasado trimestre.

Mientras tanto, en Brasil, el ministro de Hacienda Guido Mantega reconocía que los datos de crecimiento no eran los esperados y prometía más medidas. Los anuncios acumulan US$ 70 mil millones en lo que va del año.  El ministro esperaba, al menos, un crecimiento del 1,2 por ciento para el trimestre. Las últimas estimaciones para el año hablan de un crecimiento del 2 por ciento.

Publicada en la edición impresa de Diario PERFIL
01-12_2012

Archivado en: , , , , , , , , , , , , , ,

 

 

Expertos