FORTUNA WEB

Youtube

G Plus

Facebook

Twitter

 

Economía

20/12/2012

Rodrigo Rato, a juicio por el caso Bankía

El extitular del FMI y exministro de Economía de España se presentó ante la justicia para dar su testimonio.
Rodrigo Rato. Foto: AFP

Rodrigo Rato. Foto: AFP

Rodrigo Rato, ex director general del Fondo Monetario Internacional (FMI), compareció ante la justicia para declarar en una demanda contra Bankía, el banco del que fue presidente y símbolo en España de los excesos de la burbuja inmobiliaria.

“¿Dónde está nuestro dinero? Rato a la cárcel, ¡que paguen la crisis los que la han creado!”, le gritaban los indignados autoconvocados a las puertas de la Audiencia Nacional, cuando el exministro de Economía apareció en un automóvil oscuro. “Rato ladrón al paredón”, “Bankia-Estafa” y “Somos ahorradores, no inversores. No a la quita”, rezaban sus pancartas.

Alabado por su gestión económica del país entre 1996 y 2004, Rato encarna a los ojos de los manifestantes los problemas del sector financiero español, arrasado por su exposición al sector inmobiliario y fragilizado por el control de responsables políticos en las directivas de las cajas de ahorro.

Entre los manifestantes que esperaron al exfuncionario estaban los afectados por pérdida de dinero invertido con las participaciones preferentes en Bankia, que pedían su dinero a las puertas del tribunal. El ‘escándalo de las preferentes’ se levantó en los bancos y cajas españolas al demandar algunos clientes su dinero por considerar que no fueron bien informados, que hubo “mala praxis”, en palabras del ministro de Economía español, Luis de Guindos, o que el producto fue comercializado de forma irregular.

La justicia española anunció el 4 de julio pasado la apertura de una causa contra Bankia, su matriz BFA y 33 responsables del banco, Rato entre ellos, acusándoles de estafa, apropiación indebida, delitos contables, falsedad documental y administración desleal. La fiscalía anticorrupción española ya abrió una investigación preliminar sobre eventuales fraudes cometidos en la creación de Bankia y su introducción en bolsa, informó la agencia AFP.

Un total de cuatro demandas fueron presentadas contra el banco, surgido a finales de 2010 de la unión de siete cajas de ahorros en dificultades, la más antigua de las cuales era Caja Madrid, y sus dirigentes, por el partido centrista UPyD, el grupo de extrema derecha Manos Limpias, el colectivo Democracia Real Ya y los ‘indignados’. El banco, que entró en bolsa en julio de 2011 al precio de 3,75 euros por acción, vio el valor de sus títulos dividido por tres en menos de un año.

Rato es el último de los 33 responsables que comparecen ante el juez de instrucción desde el 5 de noviembre pasado. Renunció a la presidencia de la entidad el 7 de mayo pasado, cuando dijo que Caja Madrid “lideró con éxito la mayor operación de integración financiera de España” y que Bankia podría de aquí a 2015 “consolidarse como uno de los cuatro líderes financieros” españoles.

Dos días después, el Gobierno anunciaba su nacionalización parcial y luego una inyección necesaria de 19.000 millones de euros para salvar Bankia, aparte de los 4.500 millones ya previstos, un rescate histórico en España. El rescate de Bankia empujó a España a pedir en junio una ayuda más amplia para sus bancos en la zona euro, de un máximo de 100.000 millones de euros, de los que solo Bankia recibirá casi 18.000 millones.

 

 

Expertos