FORTUNA WEB

Youtube

G Plus

Facebook

Twitter

 

Economía

23/12/2012

El cepo cambiario no aflojará en 2013

"Es una política que llegó para quedarse", aseguró la presidenta del Banco Central. "Quienes lo plantean no entienden el desafío que este gobierno plantea", justificó.
0406_cristina-marcodelpont_504

0406_cristina-marcodelpont_504

La presidenta del Banco Central, Mercedes Marcó del Pont, aseguró que en el 2013 no se flexibilizará el cepo cambiario, al afirmar que es “una política que llegó para quedarse”, al tiempo que estimó que la inflación en 2013 tendrá un “trayecto similar” al de este año”.

“No habrá flexibilización porque quienes lo plantean no entienden el desafío que este gobierno plantea para el conjunto de la sociedad. Uno puede entender la obsesión por la historia traumática que tuvo la Argentina, pero no después de diez años de estabilidad y baja volatilidad en el mercado de cambios”, planteó la titular del BCRA.

“Si no hubiésemos tomado las medidas anticíclicas que se aplicaron en los últimos años, con el fallo del juez Griesa en el litigio con los fondos buitre y el fogoneo mediático para instalar pánico, el país hubiese entrado en crisis”, aseveró.

En entrevistas concedidas a los diarios Página/12, y Tiempo Argentino, Marcó del Pont, señaló que las restricciones a la compra de dólares son “una política que llegó para quedarse”. “El país tiene todos los dólares que necesita la economía para seguir creciendo, para pagar sus deudas y el año que viene va a estar muy activo el sector externo, proyectamos un superávit del mercado único de cambio de más de 12 mil millones de dólares. Pero no es porque vuelvan a aparecer muchos dólares que vamos a aflojar; esta es una política que llegó para quedarse”, advirtió.

Para la funcionaria, “estas medidas se asimilaron mucho más rápido de lo que uno podía esperar”, y añadió que “no tuvo costos en términos de la actividad económica o de cierre de empresas”.

Precios. En materia de inflación, prevé “una trayectoria no demasiado distinta a la de este año”, y explicó que “los problemas en el terreno de los precios no tienen que ver con cuestiones de demanda sino con la oferta, y necesariamente hay que abordar cómo se arbitra en la puja distributiva entre el capital y el trabajo”.

Al hacer un balance de este año para la economía argentina, consideró que “fue mucho mejor de lo que se esperaba” si se tiene en cuenta la sequía y la desaceleración de la economía brasileña.

“El soporte que tuvo la economía argentina, que fue el mercado interno, tuvo también que ver con la política monentaria”, remarcó. Consultada por los principales objetivos para el próximo año, mencionó ganar la batalla de la obsesión por el dólar, y sostuvo que “la podemos dar porque no tenemos problemas estructurales”.

En cuanto a las perspectivas para el 2013, planteó: “Esperamos un buen 2013, con un crecimiento de la actividad económica del 4,6 por ciento, una inversión que finalizará el año en 24 por ciento del PIB y un saldo positivo en el mercado de cambios de 12.500 millones de dólares, lo que va dar posibilidades de recomponer el stock de reservas, además de continuar con el pago de la deuda”. “Esto último permitirá seguir reduciendo el peso de la deuda en moneda extranjera en manos privadas sobre el PIB a un nivel de 7 a 8 por ciento”, estimó.

“En este contexto vamos a priorizar también el aumento del crédito, para que sea equivalente al 17 por ciento del PBI, con mayor peso del financiamiento a la inversión”, comentó.

Archivado en: , , , , , ,

 

 

Expertos