FORTUNA WEB

Youtube

G Plus

Facebook

Twitter

 

Economía

29/12/2012

El Gobierno propuso en EE.UU. reabrir el canje de deuda

Esa fue la presentación que Argentina llevó esta madrugada al tribunal de Nueva York por el litigio con los fondos buitre.

El Gobierno propuso ante la justicia de los Estados Unidos reabrir el canje de deuda para los bonistas que no ingresaron a operatorias similares instrumentadas en 2005 y 2010, en el marco de la disputa con fondos especulativos de inversión.

La propuesta está incluida en la presentación que la Argentina realizó ante la Cámara de Apelaciones de Nueva York contra el fallo del juez Thomas Griesa del 22 de noviembre último que favoreció a los llamados “fondos buitre”, según informaron agencias internacionales.

Si bien ayer el ministro de Economía, Hernán Lorenzino, en un diálogo con la prensa, evitó hacer comentarios sobre si la presentación contendría la posibilidad de suspender la Ley Cerrojo para permitir la reapertura del canje de deuda, la agencia AFP confirmó esta mañana la especie, en medio del silencio al respecto del Palacio de Hacienda.

“Argentina entiende el deseo del tribunal de resolver este litigio de larga duración y está preparada para hacer lo que pueda para ponerle fin”, señaló el documento elevado a la justicia norteamericana.

El texto añadió que “el Ejecutivo está preparado para presentar una vez más una propuesta al Congreso para terminar de manera definitiva este litigio a través de un trato equitativo de los demandantes y aquellos situados en una posición similar en los mismos términos que los participantes de la oferta de canje de 2010”.

“Cualquier otra solución es contraria a la ley argentina y la política pública y abriría la puerta a más litigios amenazando la deuda reestructurada en la cual entraron los acreedores del 92 por ciento de la deuda en default de la República”, agregó el escrito presentado por los abogados de la Argentina, del estudio Cleary, Gottlieb, Steen & Hamilton.

Una eventual reapertura debería contener “peores” condiciones que las que tuvieron los bonistas que entraron a los canjes de 2005 y 2010, en virtud de la denominada “Ley Cerrojo”, establecida por el ex ministro de Economía Roberto Lavagna para lograr una alta aceptación en el canje inicial de la deuda.

En breves declaraciones formuladas a periodistas acreditados en el Palacio de Hacienda, en el tradicional brindis por fin de año, Lorenzino remarcó ayer que “lo positivo es que desde el fallo de Griesa (que ordenó pagar 1.300 millones dólares en un pago a los fondos buitre) ha habido desarrollos positivos para la Argentina”.

Al respecto, comentó la presentación realizada por los bonistas en coincidencia con la posición de la Argentina y señaló que “hasta el 4 de enero va a haber más presentaciones” en ese sentido, con “algunos apoyos que van a sorprender”, anticipó, sin dar mayores precisiones.

“Estas presentaciones son en defensa del sistema, más que de apoyo a la Argentina”, destacó el funcionario, quien sostuvo que “el fallo de Griesa es difícil de compatibilizar con la reestructuración de deudas soberanas”.

En ese sentido, señaló que “si prosperara el fallo de Griesa, las reestructuraciones de deuda soberana dejarían de tener sentido”.

Desde la cesación de pagos que declaró en 2001, la mayor de la historia, la Argentina refinanció más del 92 por ciento de su deuda mediante los canjes instrumentados en 2005 y 2010.

Los bonistas que declinaron ingresar han litigado desde entonces en distintas cortes, como la de Nueva York y en Bélgica, y son los que lograron también que la fragata Libertad permanezca retenida en un puerto de Ghana más de dos meses.

En lo procesal, según recordó Lorenzino, el 27 de febrero se realizará una audiencia oral en Nueva York a partir de la cual la Cámara de Apelaciones tomará un determinación sobre el fallo de Griesa.

Un mes antes, el 25 de enero, será el turno de los fondos NML y Aurelius para expresar su postura.

Fuente: DyN

 

 

Expertos